Cartas al director

Los nuevos coeficientes reductores y los trabajos "especialmente duros"

Fernando Marín

Viernes 16 de abril de 2021

6 minutos

El 'Teléfono de la Esperanza' del Ejército: ningún militar jubilado solo esta Navidad
Fernando Marín

Viernes 16 de abril de 2021

6 minutos

Cartas al director (cintillo)

 

Por fin se han dado a conocer los nuevos coeficientes reductores que se aplicaran a la jubilación anticipada voluntaria. Por lo que he podido apreciar en las tablas, a excepción de los primeros y últimos meses, en todos los demás disminuyen los coeficientes reductores. Lo más positivo, desde mi punto de vista, es que según esta propuesta los desempleados que cobren algún subsidio podrán acogerse a los coeficientes reductores de la jubilación involuntaria.

Parece que por fin la situación quiere cambiar un poco para los trabajadores y trabajadoras más perjudicados por las sucesivas crisis. Pero solo un poco, ya que según lo que he podido entender del texto de las propuestas a los desempleados provenientes de contratos precarios, solo se les permite acogerse a los coeficientes reductores de la jubilación involuntaria, pero no se les permite acceder a ella a los 61 años (ojalá me haya equivocado en mi interpretación del texto y no sea así). Desde mi punto de vista tiene tanto derecho a acceder a la jubilación anticipada involuntaria aquel trabajador o trabajadora que ha demostrado durante sus últimos años de vida laboral su voluntad de seguir luchando y que lo único que ha conseguido es trabajar esporádicamente en contratos precarios que irremediablemente terminan en el desempleo, que aquel que proviene de un contrato indefinido de larga duración y que no tiene la obligación de pasar por el mismo calvario si tiene cumplidos los 61 años.

Enlazando con el titulo de la carta, recientemente en RTVE el líder de CCOO criticaba la actual propuesta del ministro Escrivá acerca de los cambios en las penalizaciones de la jubilación voluntaria y manifestaba que existen profesiones especialmente duras que no pueden esperar hasta los 65 años para jubilarse. Si lo que quiere decir el Sr. Unai Sordo es que existen profesiones especialmente menos duras que sí pueden esperar hasta los 65 años para jubilarse podría haber empezado por ahí porque seguramente terminaríamos antes. A mí por ejemplo se me ocurren unas cuantas, que precisamente son las mejor organizadas, retribuidas y sindicadas, y que precisamente son las que históricamente más han abusado de la jubilación anticipada sin tener ningún motivo especial para hacerlo que no sea el de estar más tiempo con sus nietos.

El que una profesión sea más dura o menos dura es algo muy relativo y depende de cómo lo mires. Para mí, por ejemplo, la profesión más dura del mundo es la de teleoperadora (digo teleoperadora y no teleoperador porque mi mujer lo es y se me ha quedado esa costumbre). Mi mujer acaba cada día desquiciada y tiene las cervicales y la mandíbula destrozadas por la presión continua que ha de vivir sin un minuto de descanso hasta que se quita los auriculares. La mayoría de los teleoperadores y teleoperadoras trabajan por ETT y cuando la campaña de información o de ventas termina se van a la calle con lo puesto. Gracias a estos profesionales hemos podido estar comunicados durante la pandemia y el país ha podido seguir funcionando sin colapsarse y sin entrar en un estado de pánico colectivo. Lo más sorprendente de todo es que estos trabajadores y trabajadoras lo han conseguido solos, desde casa, sin apenas tener tiempo para masticar unas galletas y muchas veces haciendo de psicólogos a toda una población que veía como el mundo se hundía a sus pies cada vez que tenían una avería con la teleoperadora que habían contratado. Ahora la pandemia está a punto de ser derrotada y todavía nadie les ha aplaudido por su trabajo, al contrario, siguen trabajando con contratos precarios y cuando lleguen a cierta edad inexorablemente acabaran en el desempleo sin poder acceder a la jubilación involuntaria a los 61 años.

Muchos de estos teleoperadores y teleoperadoras vivieron tiempos mejores, ya que muchos de ellos y ellas trabajaron como autónomos en sus propios negocios o provienen de oficinas donde tenían puestos cualificados donde se formaron como profesionales duros y capaces de resistir lo que no está escrito. Los salarios que tuvieron en esos tiempos mejores probablemente acabarán pasando al olvido y no contarán para el periodo de calculo de sus pensiones si los sindicatos y Unidas Podemos no ceden en su intransigencia y aceptan que el sistema actual de calculo de las pensiones debe cambiar, tal como dijo el ministro Escrivá, para que todos los trabajadores y trabajadoras puedan incluir en el periodo de cálculo con sus mejores años cotizados.

Un saludo a todos pensionistas actuales y futuros, y gracias a 65Ymás por ayudar a que todos estemos mejor informados en un asunto tan delicado como es la reforma de las pensiones.


Fernando Marín

Si eres lector o lectora de 65Ymás y quieres denunciar cualquier situación de la que hayas sido testigo, dar tu opinión sobre cualquier tema de actualidad o sobre cualquier circunstancia que te afecte, puedes enviarnos una carta a nuestro diario. Es muy sencillo. Sólo tienes que entrar en CARTAS AL DIRECTOR o rellenar este formulario:

 

Sobre el autor:

Fernando Marín