Fernando Ónega
Opinión

Contra el frentismo

Fernando Ónega
Contra el frentismo
Onega Fogonazos

 

Repito los de siempre: ¡qué bien le sientan a este país los pactos! ¡Qué bien le sienta el diálogo! ¡Qué bien le sienta ver que sus dirigentes políticos se entienden y se dejan de tanto partidismo! Estos días, a pesar de la tensión electoral en Galicia y el País Vasco, la España que no sufre el paro o perdió a alguien por el virus está más relajada y tranquila. Y no es por la entrada en periodo de vacaciones. Tampoco es por la salida del estado de alarma. Es porque está viendo que los grandes partidos negocian las conclusiones de la Comisión parlamentaria de Reconstrucción. Es porque hubo acuerdo para el último decreto, el de la “Nueva Normalidad”. Es que ven a Ciudadanos dispuesto no solo a pactar, sino a actuar de casamentero entre el PSOE y el PP. Es que Ana Pastor y Salvador Illa están dispuestos a llegar al primer pacto de Estado, que sería el de Sanidad. Y es que todo ello contribuye a rebajar el grado de frentismo que hay en nuestra política. No voy a decir que los pactos lo arreglan todo, que no es verdad. Pero tranquilizan al contribuyente y animan al inversor. Y eso vale más que cualquier imposición. 

 

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?