Fernando Ónega
Opinión

Porque Dios no quiere

Fernando Ónega
Imagen escandaliza Lugo
Onega Fogonazos

 

El diario El Progreso de Lugo publicó ayer una fotografía impresionante, que el propio periódico calificaba como “la foto de la vergüenza”. En ella se veía una calle del centro histórico de la ciudad repleta de gente. No cabía una persona más, con lo cual olvídense de las distancias de seguridad. Por supuesto, ni una mascarilla. Si la calle estaba así, imaginen cómo estarían los bares y tascas, siempre abarrotadas. Pensé: esta foto no puede ser actual, refleja una insensatez colectiva. Pues era actual. Era de la noche anterior. Y la información de El Progreso añadía que la muchedumbre se mantuvo hasta las 7 de la mañana, momento en que la policía invitó amablemente a los paseantes a recogerse en sus casas. Después conocí las noticias de los rebrotes en Huesca, en dos reuniones familiares en Navarra, en Almería… Y escuché las bromas del ministro de Universidades sobre el gusto de los jóvenes al tocarse. Y empecé a pensar en las verbenas de San Juan de esta noche. Y solo obtuve una conclusión: no pasan más cosas porque Dios no quiere. Es lo que decían en mi pueblo y sigue siendo verdad.