Fernando Ónega
Opinión

La cruzada de Garzón

Fernando Ónega
Alberto Garzón

El señor ministro de Consumo, don Alberto Garzón, todavía no dio muchas señales de vida, pero está demostrando moral de combate en su cruzada contra las casas de apuestas y el juego on line. Sus últimas iniciativas son crear un registro de personas a las que, por voluntad propia, se les prohíba jugar a crédito y prohibir los anuncios que prometen regalar dinero como truco para enganchar a nuevos jugadores. Son pasos en la buena dirección, en línea con los dados por la Comunidad de Madrid al poner orden y distancia en la apertura de locales de apuestas. Su proliferación –casi siempre cerca de colegios– es un escándalo. El daño social, incalculable. Las zonas de más negocios de ese tipo, las más peligrosas. Y este cronista dice: si el juego causa ruinas familiares, desgracias personales y dramas sociales, ¿qué razones hubo para permitir su florecimiento? ¿Cómo se puede alegar libertad de comercio en algo tan dañino para la sociedad?

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?