Fernando Ónega
Opinión

La rebelión de las provincias

Fernando Ónega
Manifestación por el futuro de León

Arde León. Ese podría ser el título de este apunte, pero no quiero hacer sensacionalismo. Lo único cierto es que todos los sectores sociales, asociaciones profesionales y los partidos se unieron este domingo para salir a la calle en la capital, en Ponferrada y Villablino y elevar su clamor por lo que consideran el desmantelamiento de la provincia. Es que León ha perdido sus principales fuentes de supervivencia: carbón, centrales térmicas, varias industrias y la devaluación del campo que provoca, a su vez, la despoblación. Le quedan sus atractivos gastronómicos y culturales, sus monumentos y la belleza de su paisaje, pero eso no da de comer. Y León no es un caso aislado. Es un símbolo de las provincias que levantan su voz contra el abandono. ¿Sabéis qué es lo malo? Que los poderes públicos siempre piensan lo mismo: que estos son brotes que el paso del tiempo hará olvidar. Y así nunca se encuentra una solución. Y me temo que ni siquiera se busque.

0

No hay comentarios ¿Te animas?