Fernando Ónega
Opinión

Sobre la mentira en política

Fernando Ónega
José Luis Ábalos. Foto: EuropaPress

El ministro José Luís Ábalos no va a dimitir, por mucho que lo reclame la oposición. Lo respalda el presidente y él no encuentra motivos morales ni políticos para renunciar. Hizo lo que tenía que hacer, evitó una crisis diplomática, no habrá una comisión de investigación, y aquí paz y después gloria. Todas las preguntas parlamentarias de ayer terminaron en ese desenlace. Pero al mismo tiempo, Ábalos tiene que reconocer algo: lo ha pasado muy mal. Se vio maltratado, a veces ridiculizado en los medios informativos. Cumplió ordenes de La Moncloa que hizo pasar por recibimiento a un amigo que llegaba. Iba en misión diplomática y la tuvo que camuflar como encuentro casual. Ahora, si sigue en el ministerio, que obtenga por lo menos una lección para sí mismo y para sus compañeros de gobierno: no se puede mentir y, si mientes, mantén la mentira todo el tiempo. Y lo más realista: aquí solo puede mentir el presidente del gobierno.

0

No hay comentarios ¿Te animas?