Fernando Ónega
Opinión

Por la paz social

Fernando Ónega
Por la paz social
Onega Fogonazos

 

La nueva pregunta de la pandemia es: ¿hay dinero para tanto gasto que se avecina y se amontona? Hago esta pregunta antes del Consejo de Ministros que aprobará previsiones y medidas concretas. Espero, por supuesto, que lo haga en mejores condiciones de acuerdo que este último sábado. La economía, como venimos anotando, es una de las partes más delicadas de la pandemia; la que puede tener peores consecuencias colectivas de futuro. Día a día se suceden las negras perspectivas. Día a día caen las bolsas porque no hay quien invierta en sociedades paralizadas. Día a día los Estados tienen que anunciar gigantescas cantidades de dinero para tratar de evitar lo que parece una condena, con cientos de miles de trabajadores en suspensión temporal de empleo y con cientos de miles de autónomos y de pequeños empresarios sin liquidez. Mi oración del día se parece a esta: que haya dinero, Señor. Y, con los esfuerzos que sean, que se consiga mantener la paz social. Es nuestro principal patrimonio, después de la salud. 

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?