Fernando Ónega
Opinión

Con la nariz tapada

Fernando Ónega
Torra

Mañana comentaremos si ha sido una buena idea la reunión del presidente Sánchez y Joaquim Torra. No le llamo “president”, porque entre la querella del Partido Popular por supuesta usurpación y las dudas de los Letrados del Parlament, ignoro si lo sigue siendo, yo creo que sí. Os diré, mientras la reunión de celebra, que a mí tampoco me acaba de gustar ese encuentro. Torra nos ha ofendido tanto que hay que taparse la nariz para defender que se hable con él. Pero también os expreso otra convicción: el problema catalán existe, es grave y es político. Si es político, políticamente se tiene que resolver o, por lo menos, encauzar. Para eso hay que arremangarse, hablar aunque sea con el diablo y seguramente fracasar veinte veces. Y volver a insistir hasta el agotamiento. O aplicación extenuante de la ley, o diálogo. Yo me quedo con el diálogo. La ley es imprescindible como marco. El diálogo es necesario como solución. 

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?