Alejandro Otero
Opinión

Una nueva forma de responder al llamado de la Madurescencia: "Aprendizaje a lo largo de la vida"

Alejandro Otero Davila
Una nueva forma de responder al llamado de la Madurescencia: "Aprendizaje a lo largo de la vida"

A muchas personas mayores les coge totalmente desprevenidas o se embarcan en la tercera parte de su vida, sin prepararse para sus nuevas exigencias y desconociendo que pueden realizar, por no tener información de las futuras alternativas en que utilizar su tiempo disponible después de la etapa laboral.

Muchos de nosotros, las personas mayores, realmente no hemos sido educados con la visión de ese futuro, ni de prepararnos para la segunda y la tercera parte de nuestra vida. La cita de Carl Jung (1933, p. 108) destaca nuestra necesidad de un nuevo tipo de educación, una educación que permite a los de mediana edad revisar sus verdades e ideales, y reflexionar sobre lo que significa vivir una vida larga, que es a lo que nos referiremos como "una vida larga aprendiendo". Como tal, la educación de la mediana edad no debe centrarse solo en la adquisición de conocimiento, pero debe estar centrada en el alumno para apoyar el cultivo de la sabiduría y bienestar.

En el próximo mes de julio, las Universidades Españolas con Programas de Mayores, disponibles en toda España y en sus diferentes Campus Universitarios, comenzarán a realizar la matriculación para el curso 2021/2022. Los programas de formación que ofertan son muy diferentes, no solamente por las materias que se imparten, sino en la forma de impartirlos y evaluarlos.

Muchas realizan los programas a través de Fundaciones y otras integran a los alumnos dentro de sus aulas y son reconocidos como alumnos Universitarios de pleno derecho. En estos casos las asignaturas que se imparten son dentro del PLAN BOLONIA, con créditos en cada una de las materias y por un periodo de cuatro años, con un título propio de la Universidad al terminar este ciclo. En otras, los alumnos de los Programas de Mayores se integran en las propias asignaturas de los de grado.

Por mi experiencia en la Universidad de Vigo, dentro de los Programas de Mayores, somos alumnos universitarios con todos los derechos, obligaciones y responsabilidades y tenemos dos opciones: Un ciclo intensivo de 4 años y otro integrado con los alumnos de grado. En el primer ciclo solamente hay personas mayores y las asignaturas son impartidas por profesores Universitarios, en el Integrado, tenemos la facilidad de elegir las asignaturas que más nos interesan y ofertan los profesores que las imparten. La duración del ciclo INTEGRADO no tiene límite de tiempo, puedes permanecer en él, todo el que consideres. Puedes elegir dos alternativas, por CIENCIAS O LETRAS, con los derechos y obligaciones de los alumnos de grado.

Para las personas mayores que se incorporan, el lograr la plenitud y la satisfacción como Alumno Universitario, es el objetivo de estos programas porque se benefician de la comprensión de la naturaleza desde su desarrollo, que puede ayudarnos a construir una resiliencia psicológica, incluyendo el desarrollo de un sentido de crecimiento y propósito de vivir con plenitud. Esto lo estamos consiguiendo en nuestras Universidades con Programas de Mayores.

Esta es la oportunidad de comenzar una nueva vida, llena de satisfacciones y nuevas oportunidades, convivir con otras personas que tienen el mismo objetivo, de aprender por aprender, sin hacer ninguna competencia a los alumnos de grado. 

¿Podéis imaginaros llegar a un aula donde coincidas con tu nieto/a en la misma asignatura? Y tú consigas mejores notas...

Esto ha comenzado a suceder y seguramente en España tendremos ya algún caso en esta situación.

“Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber”. Albert Einstein


Alejandro Otero Davila. Presidente de FEGAUS (Federación Galega de Asociacións Universitarias Séniors)

 

Sobre el autor:

Alejandro Otero

Alejandro Otero Davila

Alejandro Otero Davila es presidente de FEGAUS.

… saber más sobre el autor