La diputada del ERC y hermana de una de las presas del Procés (Dolors Bassa) Montserrat Bassa sube a la tribuna del Congreso para intervenir en la segunda sesión de votación para la investidura

Se llama Montserrat Bassa (foto) y tiene razones personales para su indignación: su hermana Dolors está condenada a 12 años de cárcel por los delitos de sedición y malversación. Por ello, cuando ayer dijo en el Congreso que le importa “un comino la gobernabilidad de España”, hay que creerla. El Estado español es para ella y su familia su enemigo, “el carcelero”, que suele decir la propaganda indepe. Pero su verdad queda ahí y posiblemente sea la verdad de Esquerra: que España sea gobernable no es asunto suyo. Apoyan a Pedro Sánchez porque es para ellos una oportunidad y para la familia Bassa, el sueño de una amnistía. No se abstuvieron por contribuir a hacer un país con una política estable; lo hicieron porque Sánchez accedió a hablar con Esquerra y eso les permite acariciar la palabra “consulta” y porque le van a plantear la liberación de los presos. Se agradece la sinceridad.

0

No hay comentarios ¿Te animas?