Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

Los 10 mandamientos al exponerse al sol

Ramón Sánchez-Ocaña
Los 10 mandamientos al exponerse al sol. Foto: Bigstock
Píldoras

 

Llegamos con sed de sol. Es muy posible que en muchas zonas de nuestra geografía el buen tiempo y esas ansias de tostar la piel nos lleve a excesos de radiaciones. Ese sol es beneficioso siempre que lo tomemos con las debidas precauciones. Recuerde:

  • Debe tomarse poco a poco, con la piel limpia e hidratada.
  • No debe tomarse el sol en las horas de mayor intensidad -en las horas centrales del día-. Y en todo caso debe utilizarse una crema con un alto factor de protección.
  • Durante la ducha se puede realizar una frotación no muy intensa. No se pierde el bronceado por ello, no se preocupe. La piel estimulada así, tendrá mayor resistencia.
  • Es aconsejable el uso de cremas después de la exposición solar y a ser posible que contengan antioxidantes.
  • El complemento perfecto son los alimentos frescos, frutas y verduras. Y beber abundante agua.
  • Si a pesar de todas las precauciones aparece enrojecimiento debe resguardarse del sol durante dos o tres días. Y si llegan a surgir ampollas, debe consultar al dermatólogo y desde luego no las manipule. (Si se pinchan las ampollas suelen infectarse).
  • Si le quema la piel tras una exposición prolongada, los consejos caseros dicen que se alivia con compresas frías de manzanilla. Hay también lociones calmantes en el mercado. Y desde luego, si se ha quemado evite el sol en los días siguientes. Insistir no hace más que agravar el problema.
  • No caiga en la tentación de arrancar los pellejitos si pela por alguna parte. Puede ocasionar lesiones dolorosas si llega a zonas que todavía no están exfoliadas. No aplique nunca alcohol sobre la zona irritada. Si ya pelado NO SE EXPONGA al sol por esa zona, ni con  cremas protectoras. Porque es una piel nueva sumamente sensible al sol.
  • Para igualar el color si ha pelado, puede tomar el sol al cabo de unos días, muy poco a poco y con un factor de protección muy elevado.
  • Si el distinto color es muy visible, puede utilizar una crema hidratante de color.
  • Recuerde que el bronceado es un mecanismo de defensa del organismo. El organismo se autoprotege con la melanina de las células para que no penetren radiaciones.
  • Son muchos los aspectos positivos del sol. Pero también muchos los efectos negativos: el fotoenvejecimiento, por ejemplo es notable, la piel se arruga y se acartona. La inducción al cáncer de piel, que ya hemos comentado; la fotosensibilización, que puede originar erupciones y picores; y  por último, recuérdese que el sol puede modificar el curso de algunos procesos infecciosos.

Las diez lecciones de sol

Ya se han hecho clásicas, pero nunca está de más repetirlas:

  • No exponga al sol a los bebés menores de 6 meses.
  • Los mayores deben reconocer su tipo de piel para determinar su protección.
  • Evite tomar el sol en exceso entre las 10 y las 16 horas. En esas horas es mejor estar a la sombra.
  • Utilice un protector solar (índice igual o superior a 15) y renuévelo cada media hora.
  • Proteja la cabeza y la piel de los bebés y los niños pequeños no solo de los rayos UV sino también del calor (Sombreros, sombrilla).
  • En caso de exposición prolongada la mejor protección es la ropa.
  • No se fíe de las nubes, que dejan pasar el 80 por 100 de rayos UV.
  • Evite asociar exposición solar y medicamentos fotosensibilizantes (si está tomando medicinas, pregunte).
  • Evite cremas destinadas a facilitar el bronceado.
  • Dé ejemplo.

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor