Salud

Qué hacer con las quemaduras del sol: cómo reparar la piel

Olga Selma

Foto: BigStock

Domingo 5 de julio de 2020

3 minutos

Exponernos al sol, siempre implica un daño cutáneo

Qué hacer con las quemaduras del sol: cómo reparar la piel

En los últimos 30 años se ha observado un aumento de la radiación solar en España, debido al cambio climático y al daño en la capa de ozono, por ello hay que extremar las precauciones cuando nos exponemos al sol. Además, este año hemos salido a la calle con la piel más desprotegida por los meses de confinamiento, ya que en muchos casos no hemos tenido la ocasión de ir segregando la melanina necesaria para proteger la piel, por lo que podemos quemarnos con más facilidad.

Tal y como indican los expertos, el sol es responsable del 80% del envejecimiento de la piel. Desde la Fundación Piel Sana de la AEDV advierten que la exposición prolongada al sol aumenta el riesgo de manchas, arrugas o cáncer de piel. De hecho, cuando la piel se broncea es una señal de defensa del organismo frente al daño de la radiación solar. Sin embargo, según una encuesta llevada a cabo por la fundación, un 24% de la población considera que estar bronceado es bueno para la salud.

Según los expertos, tan solo son precisos 15 minutos diarios de exposición para recargar la vitamina D y favorecer la absorción de calcio y fósforo, así como para fortalecer los huesos. En cualquier caso, los baños de luz no deben superar los 30-50 minutos, evitando siempre las horas de máxima intensidad, porque por muy alto que sea nuestro factor de protección solar, no está libre de quemaduras y hay que reaplicarlo. Recordemos que el SPF multiplica el tiempo que la piel puede estar expuesta a las radiaciones solares y protegida de forma de eficaz. Es decir, una crema solar de SPF 15, multiplicará por 15 el tiempo que podemos estar expuestos al sol y protegidos, a mayor numeración, mayor tiempo de protección.

La recomendación es aplicar 2mg de fotoprotector por cada cm de piel y los estudios señalan que aplicamos entre 05 y 1 mg. Por eso es importante tomar complementos orales y usar siempre un spf 50.

En cuanto a qué momento aplicar la crema solar, según un estudio publicado en el Journal of de European Academy of Dermatology and Venereology y realizado por dermatólogos de la Universidad de Málaga, la absorción de la radiación ultravioleta de la crema protectora es efectiva desde el momento de la aplicación, aunque no se estabiliza hasta el minuto 10. 

Rostro (nariz, lóbulos de las orejas, cicatrices, contorno de labios, lunares necesitan un plus de protección) y escote son las áreas del cuerpo que reciben más sol de forma constante a lo largo de todo el año, de forma que debemos dedicarles cuidados especiales con una protección intensiva de forma repetida y, al caer la luz, reparación de la piel de estas zonas.

Además, los sombreros, gafas, sombrillas y prendas solares son imprescindibles durante el verano. 

quemadura solar

Después de tomar el sol

De vuelta a casa es importante darse una ducha templada y eliminar con jabón los restos de crema solar, sal y cloro, y después aplicar una crema densa que rehidrate la piel, puesto que se evapora más agua de lo normal durante la exposición.

Si sentimos la piel ardiente y enrojecida es que nos hemos quemado. La dermins necesita entonces mucha agua (por fuera y por dentro), nutrientes, reparación, regeneración y calma. El frío provoca una vasoconstricción leve que calma la sensación de calor y enrojecimiento, por lo que aplicaremos cremas que calmen, suavicen, descongestionen y eliminen la hinchazón, extendiéndolas sin apretar con las yemas de los dedos porque la fricción empeora las cosas. Elige texturas en gel, más frescas y menos oclusivas y repite las veces que haga falta. La velocidad con la que se absorbe nos dará una idea de la urgencia.

Si es necesario, un analgésico de venta libre como el ibuprofeno o el naproxeno sódico puede ayudar a controlar el dolor y la inflamación de las quemaduras solares.Si una ampolla se rompe, debemos limpiarla con agua con jabón suave y poner crema antibiótica en la herida. Para quemaduras más graves, usaremos una crema de hidrocortisona de venta librey evitaremos la exposición al sol hasta su curación.

Desde la Fundación Piel Sana de la AEDV, se insiste que lo más eficaz es protegerse frente al sol y recuerda dos aplicaciones desarrolladas por miembros de la AEDV: UV-Derma y eDerma. La primera ofrece información individualizada sobre los minutos que una persona puede estar expuesta al sol sin quemarse y la segunda facilita un registro de lunares por áreas del cuerpo que es útil para detectar cambios o mostrarle ese histórico al dermatólogo. 

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?