Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

Enfermedades que aunque no lo parezca también son cosa de hombres

Ramón Sánchez-Ocaña
Enfermedades que aunque no lo parezca también son cosa de hombres
Pildoras

 

Estamos acostumbraos a creer que son afecciones exclusivamente femeninas. Y no es verdad. Ciertamente, cuando se habla, por ejemplo de osteoporosis se refiere casi siempre a la mujer. Y debe saberse que a partir de los 75 años, afecta tanto a hombres como a mujeres. Se calcula que cerca de un millón de varones padecen esa pérdida progresiva de hueso. La prevención pasa por el aporte diario de calcio en la dieta y hacer ejercicio: caminar es posiblemente el mejor que puede hacer a esa edad. (Conviene que antes de lanzarse a hacer gimnasia o carrera o bicicleta, consulte. Porque si ya ha perdido parte del hueso, quizá haya ejercicios que no sean recomendables). Las vértebras suelen ser el punto débil, ya que es un tipo de hueso atravesado por trabéculas que le sirven de apoyo. Poco a poco esas 'vigas' van haciéndose más anchas y dejando el hueso sin soporte. Por uno de los extremos acabará cediendo y por tanto, encorvando la columna vertebral. Y en muchos casos, el hueso sin sostén, acabará rompiendo.

El cáncer de mama

Una afirmación que puede sorprender: también el varón puede padecer cáncer de mama. La verdad es que se trata de un tumor muy poco frecuente, pero debemos tomar conciencia de que existe. Así que si aparece algún bultito extraño, alguna secreción anormal o algún pinzamiento, debe acudir al médico. No es frecuente, pero como suele ignorarse, no se le da importancia alguna. Tiene poca incidencia, ciertamente, pero  es nocivo y de mal pronóstico si no se acude a tiempo.

'Andropausia'

Ya hemos hablado de ello en nuestro 65Ymás.

Aunque suelen hacerse bromas sobre este problema, la realidad es que a partir de los 45 años la mitad de los hombres tiene algún síntoma de lo que técnicamente se llama andropenia. Hay una decadencia hormonal con la edad y apenas el 30% ha oído hablar alguna vez de ella. Y para mayor ignorancia, la gran mayoría lo identifican exclusivamente con alteraciones en las funciones sexuales.

Se puede definir la andropenia como la pérdida gradual de las funciones  que caracterizan al varón. Pero es un error creer que se trata tan solo de una pérdida de vigor sexual. El declive que los años van causando, comienza por ejemplo por la dificultad  de concentración en las tareas de tipo intelectual. También hay pérdida de memoria, mayor debilidad muscular y, sobre todo, un incremento de la grasa y un cambio de su distribución dentro del organismo. En el varón aparece también un decaimiento del interés sexual y ya a partir de los 50 años empiezan los episodios de disfunción eréctil más o menos espaciados. Otro de los aspectos que puede llamar la atención es el cambio en el carácter, con tendencia a la depresión y a la irritabilidad.

Los síntomas de la 'andropausia'

Son de tres tipos:

Sistema nervioso: Hay atrofia neuronal que se traduce en mayor dificultad para el aprendizaje, memoria, planificación, concentración. Se pierde visión nocturna. Hay dificultad para definir nítidamente sonidos de alta frecuencia.

Sistema circulatorio y respiratorio: Fatiga temprana. La pérdida muscular obliga a respiración superficial. Dificultad para realizar esfuerzo físico.

Problemas urológicos: Disminución escrotal, menor producción de esperma. Dificultades o alteraciones en la micción y en la eyaculación. Erección más tardía. Decaimiento de apetencia sexual (Se calcula que la testosterona cae un 1% cada año a partir de los 40).

Haga su test

La Universidad de San Luis (Missouri) ha elaborado un cuestionario que permite identificar quién lo padece. Se considera positivo cuando se contestan afirmativamente a las preguntas 1 y 7 o cuando se contestan afirmativamente tres de cualquiera de las otras preguntas.

-¿Ha disminuido su apetencia sexual (líbido)

- ¿Siente falta de energía?

- ¿Ha disminuido su fortaleza y resistencia físicas?

- ¿Ha perdido estatura?

 - ¿Ha notado una disminución en sus ganas de vivir?

- ¿Se siente triste e irritable?

- ¿Son sus erecciones menos potentes?

- ¿Ha notado una disminución en su habilidad para los deportes?

- ¿Se queda dormido después de la cena?

- ¿Ha notado una disminución de su capacidad de trabajo?

0

No hay comentarios ¿Te animas?