Ramón Sánchez-Ocaña: Osteoporosis

La osteoporosis no avisa, va poco a poco minando el hueso, haciéndolo más poroso hasta que un día, por una nimiedad, se rompe. Y en esta circunstancia están ahora en España más de DOS MILLONES de mujeres y 750.000 hombres. Conviene señalarlo, porque tendemos a creer que es una enfermedad solo femenina y postmenopáusica.

Es edad-dependiente y los estudios señalan que una de cada tres mujeres mayores de 50 años sufrirá una fractura por osteoporosis a lo largo de su vida. Muñeca, vertebras –fractura o aplastamiento- y cadera son las mas frecuentes. La menopausia tiene una influencia grande ya que el déficit de estrógenos acelera el proceso de destrucción de hueso.

Aunque la enfermedad no da síntomas iniciales, a partir de cierta edad se puede realizar una medición de la densidad del hueso (densitometría), y se pueden valorar los factores de riesgo: tener antecedentes familiares, llevar vida sedentaria, tener menopausia prematura, consumo de tabaco, y alcohol y si se ha tenido algún tratamiento con corticosteroides.

Se llama enfermedad silenciosa porque normalmente se va asentando sin producir síntoma alguno. Cuando la debilidad del hueso es ya grande, uno de los primeros avisos es el dolor. Es la señal de que el hueso esta debilitándose y de que hay que tomar medidas. Debe tener en cuenta que cuando la osteoporosis se detecta en las radiografías de columna vertebral ya se ha perdido una cuarta parte de la masa ósea

La cadera

En las primeras etapas, es frecuente la fractura de muñeca. Es una de las primeras señales de alarma. En segundo lugar aparecen las fracturas o aplastamientos vertebrales que motivan entre otras cosas, pérdida de estatura y encorvamiento de la espalda. Y por último, deben citarse las fracturas de cadera que son las más graves y las que siempre requieren hospitalización.

Por eso, es uno de los problemas más serios con que se enfrentan las personas de edad. La mitad de las mujeres que sufren fractura de este tipo pierden la capacidad de caminar sin ayuda; casi una tercera parte se vuelven completamente dependientes de otra persona.

Alrededor del 7,8% de las personas que padecen fractura de cadera permanece en una residencia geriátrica a causa de la misma durante una media de 7,6 años.

Quién está en peligro

La osteoporosis también se asocia a otros factores de riesgo importantes:

a) Genéticos

  • Antecedentes familiares.
  • Constitución delgada o débil.
  • Raza blanca u oriental.

b) Nutricionales

  • Déficit de calcio.
  • Consumo excesivo de alcohol.

c) Actividad física y hábitos de vida

  • Vida sedentaria con poco ejercicio.
  • Tabaquismo (mas de 20 cigarrillos/día).

Esperanza

Aunque el número de fracturas de cadera aumenta de una manera constante en España, debido a que cada vez hay mas personas que cumplen mas años, hay datos para la esperanza. Si se analiza la incidencia anual ajustada a la edad, se comprueba que de hecho esa incidencia empieza a disminuir. Los expertos señalan que ya se dispone de fármacos preventivos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?