Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

Cuando la compra se hace vicio

Ramón Sánchez-Ocaña
Pareja de compras

Existe una compra convulsiva y sin duda, se puede constatar una auténtica adicción a la compra. Los especialistas dicen que el comprador convulsivo tiene "una dependencia, una necesidad de comprar superior a su voluntad y es incapaz de controlarse". El problema suele estar asociado a un cuadro de ansiedad o problemas de adaptación. El 80 por 100  de los casos de compras compulsivas se da en mujeres, amas de casa de entre 40 y 60 años, que han perdido la motivación y suelen padecer un trastorno obsesivo.

Por su parte, el prof. Alonso-Fernández, incluye la compra compulsiva  entre las “adicciones sin droga” junto al alimento, el trabajo, el sexo o el juego.

¿Y cuándo llega a ser un problema la compra? Los especialistas lo tienen claro: cuando se depende de ello, aunque no se reconozca.

Porque en ocasiones la compra se convierte en la recompensa ante algún sufrimiento y se llega a considerar lo que se compra como una gratificación por el sufrimiento o como recurso defensivo. Otras veces aparece una “necesidad irresistible” de poseer un objeto, que se vive con nerviosismo cuya tensión aumenta si no se compra y que se calma al adquirirlo.

El hombre también lo padece. Lo que ocurre es que son distintos los objetivos de unos y otros. Si es varón, no se le ocurrirá llenar la bolsa de cosméticos; pero es posible que compre discos que ya tiene o aparatos electrónicos que no entiende, pero que ya entenderá, o accesorios para el coche. Cada uno tiene “su” manía.

Entre los adictos se produce con mayor incidencia la cleptomanía, es decir que se lo llevan por las buenas. Y si no, van a esas tiendas de “todo a cien” o esos bazares chinos en donde los compradores compulsivos pueden, por poco dinero, adquirir  muchas cosas.

El retrato robot de quien padece este problema es: mujer, de 35 a 40 años, de cualquier nivel social. Puede tener problemas de integración en la familia (cansancio, monotonía, rutina, frustración, fatiga...).

Y estos son los síntomas: Deseo incontrolado de adquisición de ropa y complementos en cantidad y precio exagerado; adquiere objetos superfluos e innecesarios; tiene la compra como un consuelo y en consecuencia tiene un culto desmedido a marcas.

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor