Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

El motivo por el que ahora ves más medusas y un truco para 'sobrevivir' a sus picaduras

Ramón Sánchez-Ocaña
Medusas - Lo que se debe hacer cuando te ha picado una medusa
Pildoras

 

Todos nos preguntamos qué pasa con las medusas. Por qué hace años aparecían esporádicamente y ahora, sin embargo, nos invaden todos los veranos en forma de plaga. Y además ocurre en todos los litorales. Y es que por un lado, las altas temperaturas hace que proliferen y que lleguen a nuestras playas, como si fueran una marea urticante. Y por otro, sus enemigos naturales están disminuyendo. Es decir, sus depredadores, que son, por ejemplo, los atunes, las caballas, los bonitos, el pez espada,  están sometidos a la presión de la pesca, y cada vez hay menos en las zonas costeras. Por si fuera poco la contaminación y la mayor concentración de sal, también las favorece. 

Debe saberse que hay muchísimas especies y que algunas pueden medir más de un metro, y otras apenas un centímetro. El problema está en el poder urticante de sus tentáculos. Si las rozamos enseguida vamos a notar el picor y el escozor, que son los síntomas habituales (Puede haber casos de una sensibilidad grande en los que se llegue a los vómitos y a los mareos, pero no es lo frecuente).

La medusa no ataca, es decir, no pretende ni picarnos ni extraer nada de nosotros. Lo que ocurre es que ante el más mínimo contacto, su arma defensiva es esa reacción  de pegar sus tentáculos y soltar el veneno que portan . 

Cuando la medusa ha reaccionado contra nosotros, hay una precaución que conviene destacar. En cuanto sea posible y dentro del agua, quitar los restos de tentáculo que queden pegados la piel. Porque si esperamos a salir, y se seca, cuando vayamos a quitarlo vamos a activar el resto de la capacidad urticante. Así que dentro del agua salada. Tampoco se debe echar agua dulce sobre la zona, porque estamos ante el mismo caso: reactivaremos el poder urticante. Es mejor poner hielo. Y después, aplicar amoniaco o bicarbonato. Destierre la idea popular de poner vinagre. Excitaría aún más el picor. 

Si se es alérgico y hay una sintomatología que podría considerarse excesiva o alarmante, conviene acudir a un centro sanitario.

 

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor