Consejos

Café, té, remolacha… Aprende a teñir tu ropa con productos naturales

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Martes 31 de marzo de 2020

2 minutos

No es necesario recurrir a productos químicos que pueden dañar la ropa para cambiar su apariencia

Aprende a teñir tu ropa con productos naturales

Son muchas las personas que, en lugar de renovar su armario cada pocos meses, optan por dar un baño de color a aquellas prendas de las que ya están cansados. Y es que teñir una blusa, una camiseta o una falda es un proceso de lo más sencillo. Además, si quieres cuidar y proteger tu ropa de los productos químicos que normalmente se emplean para ello, debes saber que también existe la posibilidad hacerlo con ingredientes 100% naturales.

Por ejemplo, el té negro, la remolacha, el vino tinto, el azafrán o las verduras de hoja verde son solo algunos de los alimentos que también sirven para dar color a tus vestimentas. Eso sí, antes de ponerte manos a la obra es necesario que sepas que no todos los tejidos son aptos para este experimento. Los conocidos como tejidos nobles y las fibras naturales, entre los que se encuentra el algodón, el lino o la seda, son los que mejor resultado proporcionan. En cambio, las fibras sintéticas, como la lycra o el nylon, apenas experimentarán cambio alguno.

Además, una vez que hayas teñido la prenda en cuestión, es muy importante que la planches concienzudamente, pues es una forma de que los colores se fijen aún más en el tejido. Bajo esta premisa, ¿cómo puedes teñir tus prendas favoritas con estos tintes naturales?

Aprende a teñir tu ropa con productos naturales

Tiñe tu ropa de manera natural, paso a paso

Además del elemento natural que va a dar color a tu ropa, debes tener a mano otros ingredientes indispensables: agua, sal gruesa y vinagre. ¿Lo tienes? ¡Pues comenzamos!

  1. En primer lugar, debes introducir en una olla de gran tamaño un litro de agua, una buena cucharada de sal gruesa, un chorro de vinagre y la cantidad de colorante natural equivalente al peso de la prenda. Deja que la mezcla llegue al punto de ebullición para que el alimento seleccionado desprenda todos sus pigmentos.
  2. A continuación, mete en dicho recipiente la prenda que quieras teñir, manteniendo el fuego encendido. Muévela de vez en cuando y, mientras tanto, deja que repose en el interior.
  3. Pasados los primeros 15 minutos, apaga el fuego y deja que la prenda siga cogiendo color durante otra media hora. Todo ello sin dejar de mover la mezcla cada pocos minutos.
  4. Finalmente, cuando creas que la ropa ya se ha teñido por completo, sácala, escúrrela bien y deja que se seque. Si es posible, ponla en horizontal para que el color quede lo más uniforme posible.
  5. Como hemos dicho anteriormente, el paso definitivo es plancharla cuando ya esté seca, de esta forma el tinte terminará de adherirse al tejido.
0

No hay comentarios ¿Te animas?