Alimentación

Las mejores verduras de hoja verde para incluir en tu alimentación

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Miércoles 22 de mayo de 2019

2 minutos

Las espinacas, las acelgas o la rúcula forman parte de este grupo, muy beneficioso para la salud

Verduras de hoja verde que debes incluir en tu dieta

Todas las verduras y hortalizas que habitan en el mercado son beneficiosas para el organismo y parte fundamental en una dieta sana y equilibrada. Sin embargo, hay algunas que destacan especialmente debido a sus increíbles propiedades nutricionales como, por ejemplo, las verduras de hoja verde. Los miembros de este grupo son ricos en agua, vitaminas A, C y K, fibra, minerales, ácido fólico, así como enzimas y nitratos que favorecen la digestión. Además, apenas tienen grasa, sodio y calorías.

Esta combinación de nutrientes puede ayudarte a proteger la flora intestinal, a limpiar el organismo de sustancias nocivas, aumentar el flujo de oxígeno, mejorar la función respiratoria e incluso fomentar el metabolismo de los huesos. Bajo esta premisa, ¿qué verduras de hoja verde debes incluir en tu alimentación para aprovechar estos beneficios? ¡Toma nota y añádelas en tu lista de la compra!

Acelgas

Las acelgas están totalmente integradas en nuestra alimentación, siendo una de las opciones más recurrentes entre los consumidores. Y no es para menos, pues esta verdura es una fuente excelente de vitaminas A y del grupo B, vinculadas al sistema digestivo y gastrointestinal. Además, fortalecen el sistema nervioso, las funciones cerebrales y la salud del corazón. Sin embargo, uno de sus compuestos más poderosos son los fitoquímicos que, según los expertos, ayudan a prevenir algunos tipos de cáncer.

Canónigos

Un clásico de nuestras ensaladas, debido a su peculiar sabor y versatilidad. Asimismo, su consumo te proporciona una buena dosis de fibra, antioxidantes, ácido fólico y minerales como el hierro, el fósforo y el potasio. Todos ellos mejoran el funcionamiento del sistema inmunológico, favorecen la digestión, combaten la anemia, estimulan el metabolismo y regulan el nivel de azúcar en sangre.

Hojas de lechuga

Espinacas

Otro clásico de nuestra cocina, una hortaliza que destaca por su contenido en vitaminas A y K, conocida también como folato. Sin olvidar la presencia de ácidos grasos Omega-3 y Omega-6 en su composición. Así, las espinacas protegen el organismo de la acción de los radicales libres, previenen la aparición de la degeneración macular, reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares y fomentan la producción de colágeno, fundamental para los huesos y los dientes.

Lechuga

Sin embargo, si hay una verdura de hoja verde que lidera este grupo, esa es la lechuga. Su efecto diurético la convierte en un aliado en casos de cistitis, obesidad o hipertensión, por ejemplo. Además, las vitaminas, minerales y flavonoides que contiene pueden prevenir la osteoporosis, favorecer la circulación de la sangre, regular los niveles de azúcar en sangre e incluso compartir su poder analgésico para reducir el dolor.

Brócoli

Aunque no sea la opción prioritaria para muchos consumidores, el brócoli es una de las verduras de hoja verde más ricas en nutrientes. Sobre todo en vitaminas C y A, potasio y ácido fólico. Tanto los tallos como los ramilletes te aportan una buena dosis, capaz de hacer frente a las enfermedades cardiovasculares, la degeneración macular, la anemia, el estreñimiento o todas aquellas dolencias que afectan a los huesos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?