Consejos

Así se cumplimentan las hojas de reclamaciones

Rosa María Torres

Foto: Bigstock

Martes 10 de diciembre de 2019

2 minutos

Si has tenido algún problema con una empresa, no dudes en presentar una hoja de reclamaciones

reclamación por figurar en ficheros de morosos
Rosa María Torres

Foto: Bigstock

Martes 10 de diciembre de 2019

2 minutos

Todos somos vulnerables a sufrir una situación desagradable en alguno de los actos de consumo que realizamos en el día a día. Puede ocurrir que un producto que hemos adquirido presente un problema o que el servicio haya sido negativo. Muchas veces no reclamamos a la empresa por pereza, porque desconocemos los derechos que tenemos como consumidores o por no saber cómo ejercerlos.

La mejor forma de poner freno a situaciones injustas es, precisamente, poniendo una hoja de reclamaciones. Todas las empresas están obligadas a tenerlas ‘a mano’ por Ley. Una vez te hayas hecho con una de ellas, lo primero que debes hacer es leer las instrucciones antes de comenzar a rellenar los datos.

Tómate tu tiempo

En la mayoría de ocasiones, la rapidez en la tramitación puede hacer que los datos no se rellenen correctamente y caigan en ‘saco roto’. Por eso, lee detenidamente los datos y presta especial atención a los campos: lugar, provincia, fecha del hecho, datos personales de la personas que reclama y datos de la empresa reclamada. Siempre debes ser lo más concreto posible.

Si, por alguna razón, no tienes espacio suficiente, siempre puedes anexar a la hoja oficial un par de folios donde expliques de forma clara la queja. Eso sí, firma la hoja y cerciórate de que la empresa también lo haga. Por ejemplo, a la hora de exponer la reclamación, debe ser lo más clara posible. Por eso, puedes optar por llevar un esquema hecho de casa para ayudarte a reflexionar.

Consumidores presentando hoja de reclamación

Marca la casilla de Arbitraje de Consumo

Se trata de un mecanismo de resolución de conflictos que no conlleva gastos y cuyas consecuencias son similares a la vía judicial. El inconveniente es que debe ser aceptado por la otra parte, dado su carácter voluntario. 

El consumidor se queda con la copia blanca y amarilla

Cuando hayas terminado tu reclamación ante la empresa y hayas comprobado detenidamente que todos los datos son correctos, debes quedarte con los dos ejemplares de color blanco y amarillo: uno será para el reclamante y otro para la Administración. Dejando en poder del reclamado el de color rosa. 

¿Dónde se registra?

En cualquier registro de la Administración del Estado, de las Comunidades Autónomas y de aquellas Entidades Locales que estén suscritas el oportuno Convenio, así como en las Oficinas de Correos o en el resto de formas previstas por ley. 

A partir de ese momento, tienes un plazo de 10 días hábiles para recibir una respuesta. Por lo tanto, debes permanecer atento. Si han transcurrido estos días y la respuesta no te satisface, puedes acudir a la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de tu localidad, a los Servicios Provinciales de Consumo de las Delegaciones Territoriales de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, a la Dirección General de Consumo o bien a cualquier registro público. En este caso, cuanta más documentación presentes como ‘prueba’, mejor. Por eso, conserva tickets o facturas del lugar.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?