Consejos

Ayudas y subvenciones que puedes pedir para hacer tu casa más cómoda y accesible

Mariola Báez

Miércoles 3 de abril de 2019

2 minutos

Obras que mejoren la accesibilidad o la seguridad en el hogar pueden tener importantes ayudas

Ayudas y subvenciones para una casa más cómoda y accesible (bigstock)

A la hora de realizar una reforma en el hogar para poder acceder más fácilmente a él, moverte con más seguridad o conseguir un mejor aislamiento es importante tener en cuenta las ayudas públicas existentes, porque pueden llegar a suponer un importante ahorro.

Para determinadas obras de conservación y accesibilidad en viviendas, el Ministerio de Fomento, dentro de los programas incluidos en su Plan Estatal de Vivienda 2018 -2021, establece un límite con carácter general del 40% del total de la inversión realizada, que puede llegar a alcanzar el 75% cuando los residentes sean personas mayores de 65 años o presenten algún grado de discapacidad, siempre dependiendo de las características específicas de cada caso y teniendo en cuenta los ingresos económicos percibidos.

 Ayudas y sibvenciones casa más cómoda y accesible (bigstock)

¿Cómo, cuándo y dónde solicitar ayudas para reformas en el hogar?

Desde renovar el cableado de las instalaciones eléctricas, hasta cambiar una bañera por ducha o colocar barras para mejorar la seguridad en el baño… son muchas las reformas que pueden ser necesarias para adecuar el hogar a las necesidades de una persona mayor.

Es importante dejar claro que la asignación de estas ayudas concretas es competencia de cada comunidad autónoma y que es en cada una de las correspondientes consejerías donde puedes obtener información y presentar la solicitud. Estas ayudas, además, no suelen ser incompatibles con las que también pueden ofrecer los ayuntamientos de cada localidad.

El programa general del Ministerio de Fomento establece como requisitos básicos para optar a ayudas y subvenciones de este tipo una serie de condiciones básicas como son que las obras que se desea emprender estén previstas en viviendas unifamiliares o en pisos ubicados en edificios construidos antes de 1996 y que, hablando de edificios, estos tengan al menos el 70% de su superficie dedicado a uso residencial. En cualquier caso, requisitos importantes para solicitar una ayuda a la reforma y determinar su cuantía son los ingresos y las circunstancias personales (edad, movilidad, grado de dependencia…).

Cada comunidad autónoma, e incluso cada ayuntamiento, establece sus propias normas para conceder ayudas. Por ejemplo, la Junta de Andalucía determina como obras subvencionables: la instalación de un suelo antideslizante o la adecuación de sanitarios en el baño, la adaptación de la instalación del gas a la normativa vigente, la instalación de un alumbrado conmutado que haga la vida más cómoda a los habitantes de una vivienda, la colocación de pasamanos… también, algunos ayuntamientos ofrecen subvenciones específicas para la adecuación de cuartos de baño o cocinas en viviendas de personas que lo necesitan.

En resumen, si piensas hacer una reforma que haga tu hogar más cómodo, seguro y accesible, consultar las ayudas y subvenciones disponibles es tan importante como conseguir un presupuesto que se ajuste a tus necesidades y a tu bolsillo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?