Consejos

Consejos cuando vas a visitar a un recién nacido al hospital o a casa

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Domingo 11 de agosto de 2019

2 minutos

No resulta muy acertado presentarse sin avisar o no respetar el descanso de la madre y el bebé

Consejos cuando vas a visitar a un recién nacido al hospital o a casa

La llegada de un bebé a la familia siempre es motivo de alegría. Todos quieren conocer cuanto antes al recién nacido, sobre todo cuando hablamos de abuelos primerizos ansiosos por ver al pequeño. Sin embargo, en ocasiones puede que, llevados por la emoción y de forma inconsciente, incomodemos a la madre si se acumulan muchas visitas en la habitación del hospital (o en casa) o no se respeta el necesario descanso de la madre o el bebé.

Con toda la confianza del mundo, pero también con todo el respeto (incluso aunque se trate de nuestra propia hija la que ha dado a luz), es importante seguir unas pequeñas pautas al ir a conocer al nuevo miembro de la familia

Consejos cuando vas a visitar a un recién nacido al hospital o a casa

Avisar previamente de nuestra llegada

Incluso si se trata de tu propio nieto, no está de más avisar con anterioridad para que los padres puedan decidir el mejor día y hora para que vayas a visitar al bebé. En todo momento, es importante respetar su decisión y no presentarse de improviso en casa ni tampoco hacerlo a horas en las que los nuevos padres y el niño estarán descansado. Ni a primera hora de la mañana, después de comer o ya a última hora del día. Y una máxima a cumplir, la visita que sea breve.

Una vez en casa o en el hospital, es importante dejar la euforia de puertas para adentro sobre todo si el bebé está plácidamente dormido ya que no queremos despertarlo y que se ponga a llorar. 

Cuidar al máximo la higiene al cogerlo

El recién nacido es muy sensible al principio, por ello, lo mejor es lavarnos muy bien las manos cuando queramos coger al niño. Ni que decir tiene que es recomendable no ponerse perfume para esa visita y evitar darle un beso al recién nacido (esto en caso de las mujeres) si llevamos los labios pintados o una buena capa de maquillaje. Ya habrá tiempo de comerte a besos a tu nieto. 

Y si estamos enfermos o resfriados, lo mejor es dejar para más adelante la visita al bebé e ir a verle cuando estemos totalmente recuperados. Además, prohibido acudir a ver a un bebé si nos acabamos de fumar un cigarrillo 5 minutos antes. 

Cuidado con herir los sentimientos de la madre

Suele ser la gran olvidada en estos casos. Toda la familia y amigos están pendientes del bebé que nadie se preocupa en cómo puede estar la madre. Por eso, cuidado con los comentarios con respecto al aspecto de la recién estrenada madre (puede que no esté muy cómoda de recibir a las visitas en camisón o apenas haya dormido en estos días) y nada de comparaciones con otros bebés en relación a su peso, su estatura... 

Además, si la mujer es un tanto pudorosa o no tiene mucha confianza, lo mejor es dejarla a solas si quiere amamantar al bebé y no lo quiere hacer a la vista de los demás. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?