Consejos

Medidas básicas de autoprotección si se declara un incendio en casa

Mariola Báez

Domingo 15 de diciembre de 2019

2 minutos

Primero hay que intentar que no se produzca, pero si ocurre, es importante saber qué debes hacer

Medidas básicas autoprotección incendio (bigstock)

Un descuido, una instalación eléctrica en mal estado, un calefactor obsoleto… pueden acabar provocando un fuego accidental ante el que hay que actuar con rapidez, aunque manteniendo la calma en la medida de lo posible.

Hay que insistir en las sencillas medidas de precaución que pueden evitar accidentes domésticos que se conviertan en el desencadenante de un incendio de mayor o menor consideración. Desde emergencias 112 de la Comunidad de Madrid recuerdan la importancia de mantener en perfecto estado las instalaciones eléctricas y del gas realizando las correspondientes revisiones periódicas que garanticen que están en perfecto estado. También recomiendan especial cuidado a la hora de utilizar correctamente los distintos electrodomésticos, teniendo en cuenta detalles de máxima importancia como desenchufar la plancha cuando no la estemos utilizando o alejar estufas y braseros eléctricos de cualquier material que pudiese prenderse fácilmente. En cuanto a la cocina, no dejar nunca cualquier preparación al fuego sin la debida vigilancia es norma básica para la prevención de incendios.

Cómo actuar ante un incendio

El último estudio elaborado por la Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB), refleja que la tendencia en cuanto a número de víctimas fallecidas por incendios en España es alcista, de ahí que sean especialmente necesarias las campañas preventivas, sobre todo entre los grupos de población más vulnerable, incluyendo al de las personas mayores de 65 años.

A veces, pese a tener máxima precaución, los accidentes pueden ocurrir y conviene tener en cuenta los consejos que dan profesionales y autoridades sobre qué hacer (y qué no) si el fuego se desencadena en tu casa.

  • Solo se debe intentar apagar un fuego si es pequeño y se puede hacer sin asumir riesgos. No recurras al agua si esta puede alcanzar instalaciones eléctricas, ni tampoco si lo que se está quemando es un líquido inflamable como pudiera ser el aceite en una sartén olvidada con la cocina encendida. Tener en la vivienda un extintor casero y poderlo utilizar, sería lo ideal.
  • Si es fuego es considerable, debes llamar cuanto antes a los servicios de emergencia 112. Además, como primera medida que evite males mayores, corta, si puedes, la corriente eléctrica y la entrada del gas.
  • Antes de intentar apagar por tu cuenta el fuego, asegúrate de tener una vía de escape por la que poder salir por si no pudieras conseguir tu objetivo.
  • Si el fuego se propaga y tienes vía libre para abandonar la casa, hazlo cerrando las puertas tras de ti para intentar evitar que se extienda (si te acuerdas, coge las llaves). Es importante no olvidar que el humo es casi más mortífero que el fuego. Si lo detectas, procura gatear (a nivel del suelo habrá menos).
  • Si no puedes dejar la vivienda porque el humo ha llegado a la escalera, los bomberos aconsejan dirigirte a la habitación más alejada del fuego, que tenga una salida (ventana, terraza). Tendrás que tapar las ranuras por las que pudiera entrar humo con paños mojados y esperar la ayuda, asomándote al exterior para que los bomberos puedan localizarte. 
0

No hay comentarios ¿Te animas?