Consejos

Mis hijos se divorcian: ¿qué puedo o debo hacer yo?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Domingo 1 de septiembre de 2019

2 minutos

Saber actuar del modo que menos perjudique es la opción más inteligente, pero a veces no es fácil

Mis hijos se divorcian qué puedo hacer yo

Un divorcio no es una decisión agradable para nadie de la estructura familiar. Los propios afectados, los hijos de estos y a su vez los padres del matrimonio que ha tomado la decisión, sufren de un modo u otro las consecuencias. ¿Qué pueden hacer estos últimos cuando uno de sus hijos comunica esta nueva situación? No es sin duda un papel fácil saber actuar del modo que menos perjudique es la opción más inteligente, pero ¿cómo lograrlo?

Actuar con calma

A veces un divorcio no es algo que se espera, y de pronto nos encontramos un día con que uno de nuestros descendientes va a separarse. En un principio es una postura que puede impactarnos, porque nosotros mismos probablemente tengamos una idea preconcebida de cómo debía ser esa unión. Así pues lo primero es actuar con mesura y escuchar tranquilamente las razones, si es que nos las quieren facilitar. Ya surgirá el momento de hablar si al principio no lo desean tampoco hay que forzar las cosas, indican los expertos.

Ser positivos

Es probable que tengamos nuestras propias impresiones, pero no es el momento de compartirlas. Ahora, lo que necesitan los hijos es apoyo. No es el momento de reproches, lo están pasando mal, por lo que facilitar el que todo marche normal implica adoptar una actitud serena, positiva y amistosa.

Divorcio de mutuo acuerdo (bigstock)

Imparcialidad

Hay que darles tiempo y en la medida de lo posible mantenerse imparciales. Se recomienda permanecer fuera del conflicto y tratar de seguir viendo a los nietos, sin posicionarse con ellos a favor o en contra de ninguno de los dos padres.

Mantener buenas relaciones

Del mismo modo puede ocurrir que nuestra relación con la nuera o el yerno sean buenas, y si no lo deseamos, no tenemos que perder el contacto con ellos. Ahora bien, es importante que esto lo hablemos claramente para evitar un malentendido o incrementar la tensión.

Seguir siendo abuelos

El papel de abuelos tiene que perdurar. El que un matrimonio no haya funcionado bien no implica que se tengan que cortar el resto de las relaciones familiares. Esto se debe hablar con calma y con el transcurrir de los días se ha de ver la manera de seguir viendo a los nietos. Siempre intentando que sea de una forma predeterminada y pautada para evitar invadir la esfera privada de los progenitores que con el tiempo pueden rehacer sus vidas también.

0

No hay comentarios ¿Te animas?