Consejos

¿Tu perra está embarazada? Cuidados que necesita durante la gestación

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 6 de junio de 2019

1 minuto

Alimentación equilibrada, paseos diarios y estar al día con sus vacunas es fundamental

Perra con sus cachorros después de dar a luz

Tu mascota te va a dar cachorros muy pronto. ¡Enhorabuena! Pero, tras la alegría inicial, debes saber que este animal doméstico necesita una serie de mimos y cuidados adicionales para sobrellevar el proceso de gestación.

El embarazo en las perras dura un par de meses, algo más de 60 días, aproximadamente. Aunque es posible que no adviertas ningún cambio llamativo hasta casi la recta final, sobre todo si el embarazo se ha producido por sorpresa. Por eso, cuando esto sucede, es importante estar preparados.

Ajusta su dieta a este momento tan especial

Es fundamental que tu mascota siga una dieta equilibrada para que no engorde demasiado y que los futuros cachorros sean muy grandes, evitando así problemas durante el parto. Solo a partir del mes de gestación es conveniente que coma un poco más, pero siempre con control.

Ligeros paseos

El ejercicio siempre es bueno para tu mascota. Por eso, en este caso, lo que harás con ella será dar ligeros paseos. Le vendrá muy bien durante su embarazo y afrontará con menos dificultades el momento del parto. Los juegos de saltos o con más movimiento es mejor dejarlos para cuando hayan nacido los cachorros y la madre se haya recuperado del todo. Intenta que los recorridos sean cortos y más regulares.

¿Está al día con sus vacunas?

Cualquier perro debe estar al día con las vacunas que le corresponden para mantener su salud en estado óptimo. Así como con los tratamientos habituales contra las pulgas y otros parásitos. De esta forma, las futuras madres transmitirán las defensas de su sistema inmunológico a sus cachorros cuando los amamante.

El momento del parto 

Verás que tu perra busca un lugar apartado, cómodo, caliente y tranquilo donde poder tener a sus retoños. Es lo que se conoce como el nido y tú puedes ayudar a que sea aún más confortable poniendo mantas o toallas alrededor de ella. 

Salvo complicaciones poco frecuentes, el parto de una perra se realiza sin problema alguno. Sin embargo, no está de más vigilar y controlar que tanto la madre como los cachorros se encuentran en perfecto estado en todo momento. Si notas que surge algún contratiempo o que la madre necesita una cesárea, al no ser capaz de dar a luz por ella misma o estar fatigada, llama de inmediato al veterinario. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?