Consejos

Pros y contras de hacer la compra del supermercado por internet

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 19 de septiembre de 2019

2 minutos

Cada vez se hace más la compra del día a través de webs, pero aún se piden pocos productos frescos

Pros y contras de hacer la compra del supermercado por internet

Hacer la compra del supermercado online es algo que cada vez va cuajando más entre la población. Esta posibilidad tiene sus pros y contras, siendo estos últimos los que en parte suponen cierta reticencia en algunos usuarios, sobre todo, en lo relativo a la adquisición de productos frescos.

Principales ventajas

Entre las ventajas destaca la comodidad de no tener que desplazarse, lo que es algo beneficioso si por motivos de salud no podemos hacerlo. Esto a su vez también implica un ahorro de tiempo, pues no es necesario salir de casa, llegar al supermercado, ir cogiendo las cosas y tener que esperar cola para pagar. Y al mismo tiempo evitamos coger peso, lo que está bien si nos duele la espalda o tenemos otra afección.

En general es un proceso sencillo, ya que las webs están diseñadas para que la compra se pueda hacer fácilmente. Se dividen en las secciones que posee el supermercado físico y en cada una de ellas va apareciendo toda la gama de artículos que solo tendremos que ir escogiendo y que se irán colocando en el carrito de la compra.

El aspecto positivo de todo esto es que vamos viendo cuánto nos estamos gastando a la par que vamos realizando la selección. De este modo también nos podremos planificar mejor y no dejarnos llevar por caprichos o por los mensajes o reclamos publicitarios que hay en las grandes superficies. Todo esto puede constituir un gran ahorro en la cesta de la compra.

Otro de los pros es que podemos efectuar la compra a cualquier hora del día o de la noche, cuando nos apetezca o en cuando dispongamos de un momento.

Descubre los trucos que usan los supermercados para que gastes más

Inconvenientes

Entre los inconvenientes nos puede incomodar el hecho de que no vamos a tener lo que compremos, en el momento. Sabemos que habrá que esperar hasta que nos llegue a casa. Además, será necesario estar pendiente del repartidor y aunque se nos indique una hora de entrega aproximada, durante ese tiempo deberemos estar en esperándole.

En ocasiones podemos encontrarnos con problemas técnicos a la hora de acceder a la web, y esto puede ralentizar el proceso o incluso suponer que debamos esperar un tiempo hasta que se arregle.

El otro aspecto negativo es el que no puedes ver los productos frescos, en este caso tienes que delegar en la persona del comercio que haga la selección de tu compra. Para algunas personas este es un contratiempo importante pues son muy exigentes y dejan fuera estos artículos para adquirirlos de forma presencial.

0

No hay comentarios ¿Te animas?