Consejos

¿Sabañones con la llegada del frío? Descubre qué hacer para evitarlos

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Domingo 29 de diciembre de 2019

4 minutos

Esta lesión cutánea, que puede afectar a los adultos mayores, provoca dolor, picor e inflamación

Sabañones

Perniosis es el térmico médico con el que se denomina a los "populares" sabañones que en invierno pueden llegar a ser un doloroso problema que, en principio, parece afectar solo a la piel, pero al que hay que darle la debida importancia.

La Sociedad Española de Reumatología (@SEReumatologia) explica que los sabañones son lesiones de carácter inflamatorio que presentan enrojecimiento y prurito (picor). Suelen concentrarse en las extremidades, especialmente en los dedos de las manos y de los pies, aunque también pueden tener otras localizaciones como en la zona de las orejas y otros puntos de la cara.

Sabemos que aparecen o se intensifican con las bajas temperaturas, aunque no siempre su origen está del todo claro.

sabañones

¿Los sabañones son manifestación de alguna enfermedad?

En la mayoría de los casos, los molestos y dolorosos sabañones son lesiones que no revisten mayor gravedad aunque cuando aparecen de manera generalizada y de forma reincidente puede que exista relación con determinadas patologías que, se sabe, empeoran su pronóstico con el frío o con los cambios bruscos de temperatura. Hay personas que parecen presentar una mayor tendencia a sufrirlos, pero también un individuo absolutamente sano puede verse afectado por un inoportuno sabañón, en un momento puntual, en que se ha visto expuesto a bajas temperaturas (cuidado con la práctica de deportes al aire libre en invierno sin la debida protección).

Para entender por qué se producen hay que recordar que el frío, en general, provoca una primera reacción de vasoconstricción en nuestro sistema circulatorio, a la que sigue una respuesta de vasodilatación por parte del propio organismo, con el fin de restablecer el correcto fluir del torrente sanguíneo en la circulación periférica. En las personas que presentan perniosis, este proceso resulta anómalo y acaba provocando una reacción inflamatoria en la zona afectada. No se sabe por qué unas personas se ven afectadas y otras no, aunque sí se conocen algunos factores que parecen favorecer la aparición de este tipo de lesiones. El escaso peso corporal, probablemente síntoma de desnutrición, un tejido adiposo insuficiente (la grasa también es necesaria), enfermedades como la anorexia nerviosa, alteraciones, a nivel del hipotálamo, que pudieran afectar a nuestro sistema natural de termorregulación... se consideran causas probables de esa mayor tendencia a lesiones por perniosis.

Algunas enfermedades reumáticas como el Síndrome de Raynaud también pueden ser causa de aparición frecuente de sabañones. En el caso de los varones mayores de 50 años, la presencia persistente de estas lesiones en zonas de las manos y de los pies también podría estar relacionada con algún trastorno de tipo hematológico, de ahí la importancia de recibir el imprescindible asesoramiento médico.

sabañones guantes abrigo

Cómo prevenir las lesiones por perniosis

Como recuerda la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (@seggeriatria), las personas mayores son uno de los colectivos especialmente vulnerables ante las bajas temperaturas. Protegerse de ellas, con el abrigo necesario y con una temperatura adecuada en el hogar, es esencial para las salud de todo el organismo, incluida la piel, que es nuestro órgano más expuesto a los agentes externos, entre ellos el frío. También la Fundación Piel Sana (@pielsana_aedv) insiste en la importancia que tienen medidas tan sencillas como utilizar guantes, gorro y suficientes prendas de abrigo, sobre todo para aquellas personas propensas a padecer perniosis o que tengan diagnosticada la enfermedad de Raynaud.

Tampoco cuesta nada ayudar a la piel a protegerse del frío utilizando cremas que favorezcan una correcta hidratación.

Una medida básica de prevención es también evitar los cambios bruscos de temperatura. Llegar a casa con las manos “heladas” y colocarlas directamente en el radiador de la calefacción no es buena idea porque va a hacer que el proceso normal de vasocontracción – vasodilatación se vea aún más alterado y produzca lesiones externas en forma de sabañones.

sabañones pies

En el caso de los adultos mayores, también conviene recordar la importancia de intentar evitar en lo posible la aparición de dolorosos sabañones en los dedos de los pies, que podrían dificultar la marcha e incluso aumentar el riesgo de caídas. En este sentido, la Fundación Podoactiva aconseja llevar siempre calzado apropiado para el invierno, que no solo mantenga los pies cómodos (sin apretar o causar rozaduras) y calentitos, sino que, además, proporcione una buena ventilación evitando cualquier contacto con la posible humedad (lluvia, nieve…), porque no solo el frío puede ser desencadenante de sabañones, la humedad es también factor importante.

Tratamiento y remedios para curar los sabañones

Si pese a las medidas preventivas, en las que hay que insistir en la importancia de una alimentación adecuada también en invierno, los sabañones hacen acto de presencia, toca valorar su nivel de gravedad. En muchas ocasiones, un tratamiento farmacológico, a base de pomadas con corticoides, que alivie los síntomas habituales de picor, dolor e inflamación, suele ser suficiente para que estos remitan de manera progresiva en unas semanas.

sabañones pomada

Es importante extremar la higiene con este tipo de lesiones para evitar complicaciones como pequeñas heridas o úlceras, en cuyo caso, es necesario acudir a consulta médica, especialmente si se padece alguna otra patología relacionada con el pie o se sufre diabetes.

Como remedio casero, el aceite esencial de romero (siempre diluido con otro acetie vegetal como el de oliva o el de almendras) con propiedades que ayudan a reactivar la circulación periférica, resulta muy eficaz para aliviar los molestos síntomas de esta lesión cutánea inflamatoria.

0

No hay comentarios ¿Te animas?