Consejos

¿Son fiables las básculas de las farmacias?

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Miércoles 30 de octubre de 2019

2 minutos

Muchas personas mayores aprovechan su visita a la farmacia para comprobar el estado de su peso

¿Son fiables las básculas de las farmacias?

Es habitual que en las farmacias de nuestro país haya disponible una báscula que nos indica el peso, la altura, el índice de masa corporal y, en algunos modelos, los kilos que debemos perder o ganar para estar en un rango saludable. Aprovechando que van a recoger sus medicamentos o a consultar algún tratamiento con el farmacéutico, muchas personas mayores dedican unos minutos a conocer su peso corporal actual, creyendo que las básculas que residen en estos establecimientos son más fiables que las que tenemos en casa. Pero, ¿es eso cierto?

A pesar del uso habitual que hacemos de ellas, las básculas de baño tampoco son una herramienta en la que depositar toda nuestra confianza. Según han demostrado varios estudios, este tipo de dispositivo puede emplearse para conocer de manera aproximada nuestra progresión a la hora de perder o ganar peso de forma saludable. Sin embargo, no sigue una ciencia exacta, pues no tiene en cuenta factores esenciales como la cantidad de grasa corporal, la presencia de agua en el organismo o el volumen de los músculos.

Lo mismo podría ocurrir con las básculas de las farmacias, aunque se espera que al estar avaladas por su autoridad y experiencia muestren unos resultados más prácticos y realistas. Algo de lo que algunos desconfían, al creer que están “manipuladas” para empujar a los clientes a adquirir productos adelgazantes. Entonces, ¿debemos fiarnos de las básculas de las farmacias?

¿Son fiables las básculas de las farmacias?

Defensores y detractores a partes iguales

Las básculas de las farmacias se basan principalmente en un parámetro: el Índice de Masa Corporal o IMC que, como ya sabéis, asocia nuestro peso a nuestra altura para ofrecer un indicador de obesidad según nuestra edad. A pesar de que se trata de uno de los datos más empleados en la práctica médica, el IMC tampoco es una técnica 100% exacta. Nos puede ayudar a hacernos una idea, a grandes rasgos, de si estamos en nuestro peso adecuado, si sufrimos sobrepeso o, por el contrario, si debemos aumentar unos kilos por el bien de nuestra salud.

Además, cada báscula está configurada y fabricada de una manera diferente, por lo que es muy probable que si te pesas en varias farmacias el mismo día, tu peso varíe de forma considerable.

Por lo tanto, si realmente quieres conocer el estado de tu peso corporal y las consecuencias que esta información tiene sobre tu salud, lo mejor es que acudas a la consulta de un médico, el único que puede hacer un estudio exhaustivo del mismo. Si sigues alguna dieta o te preocupan esos kilos de más, puedes recurrir a las básculas de las farmacias para conocer tu evolución o una cifra aproximada, pero poco más.

0

No hay comentarios ¿Te animas?