Consejos

Tipos de termómetros, aprende a escoger el que más te conviene

Noelia Hontoria

Foto: Bigstock

Martes 3 de septiembre de 2019

3 minutos

Los más habituales en casa son los termómetros de mercurio y los termómetros digitales

Entre los tipos de termómetros para casa, el digital es el más común
Noelia Hontoria

Foto: Bigstock

Martes 3 de septiembre de 2019

3 minutos

En el año 1592, Galileo Galilei consiguió inventar un pequeño aparato que sigues usando con bastante frecuencia: el termómetro. Desde entonces, su evolución ha sido notable, aunque la base de su funcionamiento en la misma que en aquel entonces: medir la temperatura.

Si no conoces todos los tipos de termómetros que nos ofrece actualmente el mercado y cuál es mejor para ti, te damos algunas pautas e información que te va a resultar útil para decidirlo.

Mejores termómetros para medir la fiebre

Las aplicaciones domésticas de los termómetros son básicamente medir la temperatura corporal de manera puntual (para determinar si tienes fiebre o hiportermia) o como parte de un proceso en el que el médico pide al paciente un control diario para conocer el estado de sus defensas, saber cómo avanza una enfermedad, conocer el impacto de ciertos medicamentos en el organismo.

Para un uso doméstico, los tipos de termómetros más habituales son son los termómetros de vidrio (utilizan mercurio o alcohol que se dilata y se contrae por los cambios de temperatura) o los termómetros digitales, que utilizan la información de la temperatura recogida a través de un circuito electrónico y la muestra en pantalla de forma numérica.

Los de mercurio son los más tradicionales, pero por exactitud y precisión actualmente se utilizan más los digitales aunque mucha gente sigue desconfiando de ellos. Ambos tipos de termómetros son bastante económicos y fáciles de encontrar en grandes superficies o farmacias. Por otro lado, cabe destacar que en 2014, la Union Europea prohibió la venta de termómetros de mercurio por la peligrosidad de este metal tanto para la salud (en caso de rotura) como para el medio ambiente.

Sigue las recomendaciones del termómetro que compres para saber cómo utilizarlo de la manera más fiable y no olvides desinfectarlo después de cada toma si el usuario tiene algún tipo de enfermedad y no se trata de un control rutinario de temperatura.

Mujer con termómetro

Otros tipos de termómetros

Además de estos dos tipos de termómetros mencionados, existen otros, aunque sus aplicaciones son diferentes o más complejas, por lo que no los recomendamos para tu botiquín.

Los termómetros sin contacto miden el calor que emanan los objetos a cierta distancia (menos precisos aunque más cómodos), los de gas trabajan con mediciones de presiones y los de lámina bimetálica alternan coeficientes de dilatación para curvas dichas láminas y mostrar la temperatura. Por último, lo de resistencia utilizan el platino y una resistencia eléctrica para comprobar cambios y son útiles para exteriores.

Estos termómetros son más lentos, complejos a la hora de utilizar y más caros, por lo que no es habitual utilizarlos para medir algo tan sencillo como la temperatura corporal.