Consejos

Las ventajas e inconvenientes del uso de radiadores de aceite

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Miércoles 1 de enero de 2020

3 minutos

Este tipo de climatización es adecuado para calentar estancias pequeñas de nuestro hogar

Las ventajas e inconvenientes del uso de radiadores de aceite
Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Miércoles 1 de enero de 2020

3 minutos

Cuando en los meses más fríos necesitamos un sistema de climatización para calentar una pequeña zona o estancia de la casa, en ocasiones se recurre a la compra de un radiador portátil. Una de las opciones es decantarnos por un radiador de aceite, pero en este caso es importante que antes de llevártelo a casa conozcas los pros y los contras de este tipo de sistema

¿Cómo funciona un radiador de aceite y cuáles son sus principales pros y contras?

Estos modelos funcionan calentando el aceite que lleva en su interior gracias a una serie de resistencias eléctricas. De esta manera, el calor se concentra en la superficie del radiador y de ahí se desprende esa cálida temperatura hacia la pequeña habitación que quieres calentar.

Ventajas de este tipo de radiadores

Lo bueno de esta variedad es que gracias a sus ruedas se puede llevar de forma cómoda de una habitación a otra; además de ofrecer un calor residual de casi una hora, incluso una vez apagado. Otro de los aspectos positivos es que no emiten residuos, ya que el aceite se encuentra dentro de unas bobinas que no se queman.

Llevan un termostato y un programador que hace que se mantenga una temperatura constante durante todo el tiempo que están encendidos, evitando así un sobrecalentamiento. Su precio económico y su fácil limpieza y mantenimiento (con un paño mojado cuando está apagado y frío) hacen que muchas personas se decanten por estos modelos de radiadores a la hora de calentar una zona de la casa más reducida.

Las ventajas e inconvenientes del uso de radiadores de aceite

Desventajas de los radiadores de aceite

Por el contrario, no debes olvidar estos inconvenientes si vas escoger este tipo de dispositivos para el hogar:

  • Tardan en calentarse, por lo que si necesitas un calor instantáneo, igual no son los más recomendables. 
  • Aunque son más baratos, en la factura eléctrica final notarás que ha subido el precio si el radiador es de más de 1.500 watios y lo dejas encendido durante mucho tiempo. 
  • No es aconsejable usarlo como si fuese el sistema de calefacción central de la casa o para espacios demasiado grandes. Lo mejor es recurrir a ellos de forma puntual y para una habitación pequeña.