Salud

5 errores que cometes cuando haces dieta

Olga Selma

Foto: BigStock

Miércoles 2 de septiembre de 2020

3 minutos

5 errores que cometes cuando haces dieta

Muchas personas que empiezan una dieta se sienten frustradas porque no consiguen perder peso y cometen errores que además de no contribuir a su objetivo, pueden poner en riesgo su salud. Los resultados duraderos suelen provenir de un enfoque sostenible en nuestra forma de comer. 

Repasemos algunas de las razones por las que podemos tener dificultades para ver resultados:

1- Eliminar grupos de alimentos

Si seguimos una dieta muy restrictiva, basada en la eliminación de detreminados grupos de alimentos, lo más probable es que sea muy difícil mantenerla a largo plazo. No solamente anhelaremos estos alimentos, sino que podemos exponernos a posibles deficiencias nutricionales, con sus efectos en nuestra salud.

Para estar motivados, en importante concentrarnos en hacer que nuestra dieta sea atractiva, e introducir una amplia variedad de frutas y verduras no solo aporta más antioxidantes, sino que nos ofrece la posibilidad de probar nuevos platos.

2- No comer los carbohidratos suficientes

Tendemos a pensar que el problema de sobrepeso está en los carbohidratos, pero eliminarlos por completo podría no ser tan propicio para la pérdida de peso. Investigaciones científicas recientes han demostrado que a las personas que consumen alimentos ricos en carbohidratos con almidón les resulta más fácil controlar su peso, puesto que kos carbohidratos son importantes para llenarnos y evitar que tengamos hambre. Por ello, en lugar de reducir su consumo, opta por las versiones integrales que proporcionan más fibra y son más ricas en nutrientes, y ten cuidado con las porciones.

3- Descuidar el ejercicio físico

Cuando reducimos la ingesta de calorías puede ser que nos sintamos sin energía para hacer ejercicio físico.

Dietas saludables

Pero encontrar un equilibrio entre comer menos y moverse más puede ser la clave para una pérdida de peso sostenible. En lugar de reducir 500 calorías cada día, tratar de comer 250 calorías menos y quemar 250 calorías mediante el ejercicio. Los beneficios en tu salud se multiplicarán

4- Tener hambre después de cada comida

Es posible que te lleve un tiempo acostumbrarte a comer menos calorías, pero si notas que todavía tienes hambre 20 minutos después de comer, es probable que no estés comiendo lo suficiente. Para ello, debes llenar el plato con alimentos ricos en nutrientes, pero bajos en calorías, como frutas, verduras y cereales integrales. Incluir una fuente de proteína también te ayudará a sentirse satisfecho por más tiempo. La proteína es el macronutriente más saciante, por lo que no debemos olvidarnos de incluira en la mayoría de nuestras comidas.

5- Cambiar de dieta cada vez

La mayoría de dietas que se presentan como una solución rápida para perder peso, no funcionan a largo plazo. Por ejemplo, las dietas basadas en el ayuno han ganado popularidad en los últimos años, pero no son adecuadas para todas las personas. Lo importante es escuchar el propio cuerpo y encontrar lo que funciona para ti, en lugar de dejar de seguir las últimas tendencias, y saber mantenerlo en el tiempo.

CONSEJOS SALUDABLES

Tal y como señala la Organización Mundial de la Salud, una dieta saludable ayuda a protegernos de la malnutrición en todas sus formas, así como de las enfermedades no transmisibles, entre ellas la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer. 

Giuseppe Russolillo, presidente de la Academia Española de Nutrición y Dietética, recuerda que una dieta equilibrada, variada y completa es aquella en la que abundan los vegetales y las hortalizas, las frutas y las legumbres, los cereales integrales, carnes magras, pescados, huevos y lácteos. Ello se asocia a una dieta rica en prebióticos por las verduras y hortalizas -frescas y cocinadas-, fruta preferiblemente entera, legumbres, cereales integrales y de grano entero, además de probióticos como lácteos fermentados. Especialmente interesantes son también los ácidos grasos Omega 3 presentes en el pescado, frutos secos o aceite de oliva virgen extra por su acción antiinflamatoria, que favorecerá una mejor respuesta inmune. Russolillo destaca que el buen funcionamiento de nuestras defensas, también se beneficia de un horario metódico de comidas, horas suficientes de sueño y descanso, así como evitar hábitos como el tabaco y alcohol, gestionar la ansiedad y el estrés, además de actividad física moderada

Si quieres profundizar sobre los hábitos nutricionales más saludables para tí, en el libro Si te gusta comer, aprende a adelgazar, el doctor Nicolás Romero ofrece recomendaciones para tener un peso perfecto sin dietas y sin estar obsesionados con la comida. A través de test de alergias, genéticos, planes de alimentación, etc. repasa todos los aspectos a tener en cuenta. Además, nos explica cuáles son las pautas para hacer tanto ejercicio físico como emocional. 

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?