Salud

¿Por qué es complicado perder peso a partir de los 40 años?

Ignacio Casanueva

Domingo 5 de julio de 2020

2 minutos

Los niveles de testosterona y estrógenos están ligados al aumento de peso pasados los 40

¿Por qué es complicado perder peso a partir de los 40 años?

Perder peso cuando ya llevamos más de 40 primaveras a nuestras espaldas es cada vez más complicado. Esta creencia popular tiene una explicación, pero también una solución.  Te lo contamos.

Una de las razones es que nos movemos menos. Durante la juventud mantenemos un ritmo de vida mucho más activo, practicamos deporte y ejercicio con asiduidad lo que nos ayuda a quemar más calorías. Con el paso del tiempo, nos volvemos más sedentarios, por lo que a menor movimiento menor número de calorías quemadas. Si esa reducción en el gasto energético no se compensa con una ingesta menor de calorías, tenemos un excedente que se acumula en forma de kilos de más.

Otra consecuencia que influye en este estado es la pérdida de masa muscular. Este descenso no comienza a partir de los 40 años, sino de los 20 con la producción de la hormona del crecimiento. A esta edad nuestro organismo dice “Stop” y disminuye su producción. Esta hormona ayuda a generar masa muscular, uno de los tejidos del cuerpo humano que más calorías consume para su mantenimiento. De esta forma, al igual que con la alimentación, si no disminuimos el número de calorías que ingerimos, tendremos predisposición a ganar peso.

bigstock HELP weight scale showing the  312634546

La tercera razón que avala esta creencia radica en las hormonas sexuales, la testosterona y los estrógenos. La testosterona está relacionada directamente con la metabolización de los azúcares y la producción de insulina. Dos sustancias que favorecen la acumulación de grasa en la zona del abdomen. El número de estrógenos desciende paulatinamente, siendo la bajada más rápida al acercarse a la menopausia. Esta hormona se vincula con el metabolismo, el peso y la distribución de la grasa corporal, primero se acumula en las caderas y luego por el abdomen.

Tener en contra al paso del tiempo y al propio organismo, no es razón suficiente para tirar la toalla. Si quieres prepararte y ser la excepción que confirma la regla, sigue estos consejos:

Anticipación: No hay que esperar a tener muchos kilos de sobra para ponerse manos a la obra. Consultar con un nutricionista o dietista te ayudará a cuidar más lo que comes.

Dieta: Relacionado con el punto anterior. Comienza a elaborar platos donde haya más pescado y proteínas de calidad, así como fruta y verdura. Prioriza los alimentos integrales, ya que te ayudarán a prevenir el estreñimiento con la fibra que te aportan, además de que conseguirás saciarte antes. No solamente controlar lo que compone el plato, sino en los tamaños de las raciones.
Estos detalles los debemos complementar con reducir el alcohol y los caprichos.

Hidratación: Los líquidos deben ser un punto muy importante en el día a día. Combinar la ingesta de agua con infusiones (frías o calientes) nos ayudará a evitar el aburrimiento y garantiza un aporte de líquidos, beneficios en la digestión y evitar el estreñimiento.

No obsesionarse. Querer resultados rápidos no es realista, ya que hay que ser paciente y saber cómo es todo el proceso. Lo saludable es perder entre 500 y 800 gramos a la semana.

Moverse: Es el último y quizás el más importante. Se relaciona con todos los motivos biológicos antes apuntados. La actividad física ayuda a mantener el peso adecuado o a perderlo si hay un exceso.  

 

1
Omar Torres Hace 1 mes
Muchas veces entendemos los desórdenes de nuestro cuerpo como anomalías incurables, cuando entendamos que podemos vivir una vida plena con solo consumir los alimentos ricos y apropiados, como decía los antiguos griegos “Que tus alimentos sean tu medicina”, así es como entiendo este nuevo y revolucionario sistema de control de diabetes, que sirve para hacer bajar de peso de manera controlada y sin torturas, espero te sirva como lo hizo conmigo. https://bit.ly/diabetes-adelgaza1a