Alimentación

‘Batch cooking’ o cómo cocinar para ahorrar tiempo y dinero

Martes 23 de abril de 2019

4 minutos

Planificarse en un solo día las comidas de toda la semana permite una alimentación mucho más sana

Batch cooking (Bigstock)

Martes 23 de abril de 2019

4 minutos

Quizá ya hayas escuchado hablar de esta tendencia tan de moda en la cocina doméstica. Que no te asuste el anglicismo, porque batch cooking no es más que lo que se viene haciendo en muchas casas toda la vida. Incluso puede que lleves tiempo practicándolo y no lo sepas. La propia traducción de la palabra nos da alguna pista: batch (lotes), cooking (cocinar). Hablamos de cocinar varias preparaciones con antelación y conservarlas, bien sea en el frigorífico o en el congelador, para su posterior consumo durante la semana.

El batch cooking aparece estrechamente ligado a la falta de tiempo actual para cocinar y a la preocupación creciente de mantener una alimentación sana y equilibrada. Y surge como una necesidad para aquellas personas que se han acercado al movimiento de la ‘comida real’ o realfood, pero que no disponen del tiempo necesario para comprar y cocinar todos los días un menú saludable en casa.

¿Y qué pasa cuando no tenemos tiempo para cocinar? Pues que recurrimos a la comida preparada o a la comida a domicilio. Según el estudio Alimentación de Conveniencia – Ready to eat, publicado por la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC), el 56% de los españoles declara consumir productos listos para comer por falta de tiempo.

La organización es la clave

Si no eres una persona organizada quizá esto no sea para ti, pero siempre puedes intentarlo; porque una vez que le coges el gusto, verás que las ventajas son muchísimas. Lo único que necesitamos es pensar en nuestro menú semanal, apuntar y comprar en el mercado todos los alimentos que vayamos a necesitar para hacerlo, y planificarnos una mañana o una tarde para cocinarlos y organizarlos en lotes.

Necesitarás también recipientes para guardarlos y te recomendamos que para evitar tener mil tuppers en la cocina, utilices otros recursos como los botes de cristal, los tarros herméticos o las bolsas tipo zip. Además, ahora ya venden envases muy prácticos compartimentados que están pensados justamente para esto y que te ahorrarán mucho espacio en tus armarios.

Batch cooking (Bigstock)

Ventajas del ‘batch cooking’

  • La principal ventaja es, sin duda, el tiempo que ganamos el resto de la semana. La idea es planificarnos bien para ir solo una vez al supermercado y estar solo una mañana o una tarde ensuciando (y limpiando) la cocina.
  • Será mucho más fácil no caer en la tentación de comer comida rápida y ultraprocesados por falta de tiempo o de ganas de cocinar. Teniendo disponible siempre nuestros platos cocinados, podremos llevar una dieta mucho más saludable sin esfuerzo.
  • La ventaja de no tener que pensar cada día qué vas comer no es ninguna tontería; un quebradero de cabeza menos.
  • Con esta organización, evitamos tirar alimentos perecederos porque los hayamos olvidado en el fondo de nuestras neveras, lo que supone también un ahorro para el bolsillo.
  • Podemos reutilizar un mismo alimento para hacer distintos platos. Por ejemplo, un mismo brócoli nos servirá para hacer una ensalada, para integrarlo en una crema y para comerlo como guarnición o solo, simplemente asado o cocido.

Ideas para hacer nuestro propio ‘batch cooking’

Huelga decir que los alimentos y preparaciones pensados para hacer batch cooking son aquellos que van a mantener bien sus propiedades nutricionales y organolépticas durante varios días. Así que quizá un filete de ternera a la plancha no sea la mejor opción. Te damos algunas ideas para inspirarte:

  • Las formas de cocinar que mejor van a mantener el alimento son las cocciones en agua, vapor y horno, los guisos, las combinaciones en crudo con aliños aparte y los fermentados.
  • Las cremas, caldos y sopas son perfectas para tener en frío y calentar en el momento.
  • Los pescados y carnes podemos hacerlos en guisos para que se mantengan bien y no se queden secos.
  • Las ensaladas con verduras, arroz y legumbres son un básico del batch cooking. Hacemos la combinación que más nos guste: verduras y vegetales, quinoa, garbanzos, judías, lentejas, arroz cocido, huevo duro… Tenemos un montón de opciones. Las combinamos como más nos guste y las aliñamos en el momento que las vayamos a consumir.