Alimentación

Las carnes de pavo y pollo, las más sanas

Rosa Roch

Foto: BigStock

Miércoles 23 de diciembre de 2020

1 minuto

El pollo y el pavo son carnes magras con bajo contenido calórico y una gran fuente de proteínas

¿Sabías que las carnes de pavo y pollo están consideradas las más sanas?
Rosa Roch

Foto: BigStock

Miércoles 23 de diciembre de 2020

1 minuto

Tanto la carne de pavo como la de pollo son una fuente de proteínas completas, de buena calidad, y de nutrientes muy importantes para el organismo. Precisamente es una carne que se puede comer hasta cuatro veces a la semana, ya que es baja en calorías y en grasa. Además, la puedes preparar de muchas maneras.

Alto valor nutricional

La carne procedente de las aves tiene una media del 20% de proteínas y, el pollo y el pavo se equiparán, a nivel proteico, con la mayoría de las carnes rojas y, según la parte que elijamos, puede tener incluso más proteína. La pechuga está en un 21,5% de proteína y el muslo en el 19,5%. Para hacernos una idea, medio pollo sobrepasa la cantidad total de proteína diaria que se necesita, por esta razón es una alimento ideal para el crecimiento de los más jóvenes, para los deportista y para los mayores que necesitan mantener los músculos en buena forma.

Además, por su bajo índice en colágeno, es fácil de digerir por lo que está muy indicado para las personas mayores y para todas aquellas personas que tienen problemas gastrointestinales de diferente índole.

Las tres características más destacables de la carne de pollo y pavo las podemos encontrar en el bajo contenido en grasa, el aporte de minerales y vitaminas y sus pocas calorías.

¿Sabías que las carnes de pavo y pollo están consideradas las más sanas?

Carne baja en grasa

Pollo, pavo, codorniz o conejo, son carnes que están dentro de la categoría de carnes magras por su bajo contenido lipídico. El pollo contiene solo entre un tres y un cuatro por ciento de grasa, dependiendo de la pieza, siendo una de las carnes más magras que se pueden consumir. Por ejemplo, la carne de ternera y el lomo de cerdo son carnes semimagras y contienen un 10-20% de grasa; el buey el cordero y otras partes del cerdo, son carnes grasas y rondan el 25%. Además, al pollo y al pavo aún se les puede reducir más el porcentaje de lípidos si retiramos la piel, pues es donde se concentra la mayor parte ellos. Es decir, la carne de pollo o pavo sin piel es un alimento muy rico en proteínas sin prácticamente nada de lípidos. Por otro lado, esta carne es diferente a la del resto de productos cárnicos, contiene poca grasa saturada y un porcentaje alto de monoinsaturada y polinsaturada, que son las más saludables desde la perspectiva cardiovascular.

Pocas calorías

100 gramos de muslo de pollo tan solo aportan 110 calorías y si hablamos de la pechuga, solo ascienden a 120 calorías. Por su parte, 100 gramos de carne de pavo representan 130 calorías. Si estos valores los comparamos con las 255 calorías que tienen 100 gramos de lomo de ternera de añojo, una carne semimagra, o las 250 calorías de 100 gramos de chuletas de cordero, la diferencia es abismal y podemos ver lo ideal que es la carne de pollo y pavo para cuidar nuestra dieta, manteniendo un buen aporte de proteínas con comida ligera y sabrosa.

Fuente de vitaminas y minerales

Aportan vitaminas del grupo B, B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B6 (piridoxina, niacina y ácido fólico. Todas ellas muy necesarias para el buen funcionamiento del metabolismo, para mantener la energía, utilizar los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas. Además, también contienen minerales como fosforo, potasio, magnesio, hierro, zinc y selenio. Vitaminas y minerales necesarios para el crecimiento, las defensas y la regeneración de los tejidos.

A todo ello, hay que añadir que la carne de pavo y de pollo tienen un precio moderado si las comparamos con otras carnes.

0

No hay comentarios ¿Te animas?