Alimentación

Consejos para aumentar el apetito si el médico te indica que debes subir de peso

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Viernes 3 de abril de 2020

2 minutos

En las personas mayores es especialmente importante mantener un correcto Índice de Masa Corporal

Recomendaciones enriquecer comidas ante pérdida de apetito

Al igual que la obesidad es un grave problema de salud, también tener un peso excesivamente bajo implica riesgo de desnutrición y puede derivar en el desarrollo de distintas enfermedades. La Organización Mundial de la Salud (OMS_es) recurre al Indice de Masa Corporal (IMC), que pone en relación el peso de una persona con su altura, para establecer los límites de “kilos saludables” señalando que un índice superior a 25, implica sobrepeso y uno que pase de los 30 indica obesidad. En el polo opuesto, un índice por debajo de 18,5 indica que se está delgado en exceso.

Cómo incrementar el peso de manera saludable

Si tras una revisión, tu médico detecta que te faltan kilos, te indicará una dieta, probablemente rica en proteínas, que te ayude a alcanzar tu peso normal. En el adulto mayor, una dieta variada y equilibrada es especialmente importante, no solo a la hora de garantizar tu salud y bienestar, sino como medida esencial para evitar la sarcopenia, la enfermedad que implica pérdida de masa muscular, directamente relacionada con un estado de fragilidad, que, de no tratarse, podría acabar provocando dependencia en mayor o menor grado.

abrir el apetito paseo

La dieta deberá establecerla el médico o especialista en nutrición, pero. además, algunos hábitos y recomendaciones pueden ayudar a estimular el apetito, algo básico para que la alimentación sea fluida y además resulte placentera. Entre los consejos para lograrlo, procura:

  • Hacer algo de ejercicio. No hay “remedio” más sencillo y saludable. Un paseo antes de comer, a pie o en bicicleta; hacer, cada tarde, antes de la cena, una sencilla rutina de ejercicios; ir a nadar un par de veces por semana… El movimiento de tus músculos y el gasto energético van a ayudar a que vuelvan las ganas de comer algo
  • Evitar las comidas demasiado saciantes y las que únicamente aportan calorías vacías. Se trata de ganar peso y salud, por lo que, sin excluirlas, las grasas no deben ser las protagonistas de la dieta y menos las poco saludables (grasas transgénicas). Las bebidas con gas y exceso de azúcares, así como las alcohólicas (calorías que no aportan nutriente alguno), no deben ser parte de tu alimentación.
  • Optar por los métodos de cocción más saludables y “abusar” de los aderezos. Puedes preparar multitud de recetas apetecibles al horno, al vapor, a la plancha… pero deben resultarte atractivas a la vista (vigila la presentación de los platos) y sabrosas al primer bocado (para animarte a seguir comiendo). Las especias y las vinagretas aromáticas, en las que no falte el aceite de oliva virgen, son perfectas aliadas para despertar el apetito y lograr que te decidas a probar esos platos con tan buena pinta y que huelen “que alimenta”.
  • Incluir en tu dieta alimentos de alto aporte energético: frutos secos, fruta escarchada (sin abusar, por su alto contenido en azúcar), cereales, fuente esencial de carbohidratos…
  • Proponerte hacer cinco comidas al día, las tres principales, más algún tenempié saludable a media mañana y a media tarde, aunque sea en cantidades pequeñas, pero es importante no dejar pasar demasiadas horas entre las ingestas de alimentos, para que tu estómago no “se cierre”.
0

No hay comentarios ¿Te animas?