Alimentación

Cuántos huevos puedo comer al día sin perjudicar mi salud

Teresa Rey

Lunes 18 de febrero de 2019

1 minuto

El huevo, un alimento con numerosas propiedades nutricionales que durante un tiempo estuvo denostado

Cuántos huevos puedo comer al día (Bigstock)

El huevo fue un alimento denostado durante mucho tiempo porque se le vinculaba con el colesterol debido a la cantidad del mismo que contiene (alrededor de 200 mg/unidad). Sin embargo, el paso del tiempo y diversas investigaciones relacionadas con este alimento han demostrado que no es tan malo para la salud cardiovascular como se pensaba. Esto no quiere decir que podamos comer huevos indiscriminadamente. Como en todo, se trata de buscar el equilibrio.

Cantidad de huevos que puedo comer

La pirámide nutricional elaborada por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) incluye a los huevos en la parte de arriba, que alternado con otros productos como pescados o carnes, puede consumirse de forma diaria.

Desde el Instituto de Estudios del Huevo (IHV) consideran que hacer recomendaciones de las cantidades de alimentos que se deben consumir no es lo más adecuado. No obstante, remiten a las pautas de alimentación de la Dieta Mediterránea, que coinciden con la Pirámide Nutricional. Es decir, comer entre dos y tres raciones de proteína al día. Las combinaciones dependerán de las preferencias personales, pero concluyen que podrían consumirse entre tres y cuatro raciones de huevos a la semana.

La cuestión es que limitar el consumo de huevos para evitar tener más colesterol a día de hoy carece de sentido, a no ser que nuestro médico no los haya indicado. El huevo contiene fosfolípidos y grasas saturadas, aparte de vitaminas y antioxidantes que contribuyen a prevenir la arterioesclerosis, indican en el IHV. De hecho, algunas recomendaciones aseveran que en personas sanas tomar un huevo al día no es un factor de riesgo.

Yema y clara

Respecto a qué es más saludable si la yema o la clara, indicar que el huevo en su conjunto dispone de un importante valor nutricional. Por lo tanto, lo más recomendable es comerlo así.

La yema es la que contiene más vitaminas, pero la clara es donde se encuentra la mayor parte de sus proteínas y riboflavina (un tipo de vitamina B). Así, la yema es rica en vitaminas A, D, E B6 y B12, ácido fólico, ácido pantoténico, hierro, zinc, colina y tiamina. La mitad de las proteínas está en esta parte.

0

No hay comentarios ¿Te animas?