Alimentación

El poké, el plato saludable de moda que tú también puedes preparar

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Miércoles 8 de mayo de 2019

3 minutos

Originario de Hawái, su receta se basa en el pescado crudo combinado con vegetales y cereales

Plato de poké
Mariola Báez

Foto: Bigstock

Miércoles 8 de mayo de 2019

3 minutos

Un bol de poké es una de las propuestas básicas que no faltan en muchos de los restaurantes healthy, tan populares en los últimos años. Se trata de una receta tan sencilla como sana, que incluye distintos aderezos para darle siempre un toque especial y personal.

El poké es un plato de origen hawaiano, que surge por la necesidad de los habitantes de las islas de conservar el pescado y aprovechar sus buenas propiedades. Básicamente, es una ensalada que admite multitud de ingredientes, pero en la que no puede faltar el pescado crudo ligeramente marinado, generalmente atún, aunque también es posible elaborarla con otros pescados, sobre todo tacos de salmón, o con finas y deliciosas láminas de pulpo.

¿Cómo puedes hacer poké?

Estas ensaladas, que combinan la proteína de los alimentos de origen animal, con los beneficios que aportan frutas o verduras en forma de vitaminas minerales y fibra, y que suelen añadir, también, hidratos de carbono en alimentos como el arroz o la quinoa, son un plato completo que conquista a los paladares exigentes que, además, se preocupan por una alimentación sana y equilibrada.

El pescado, esencial entre otras muchas cosas para cuidar nuestro sistema cardiovascular, como recuerda la Fundación Española del Corazón, es básico en esta receta tradicional, que “saltó” a las principales ciudades de Estados Unidos en la década de los 70 y, desde hace unos años está presente también en Europa como una opción gastronómica muy apetecible.

La elaboración en casa o en un restaurante del poké es similar. El secreto de su excelente sabor está en incorporar un pescado de buena calidad, que, al tomarse crudo, debe congelarse previamente para evitar posibles problemas de infestación por anisakis, tal como recuerda la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN).

Si te animas a preparar poké en casa, recuerda que no se trata de marinar el pescado durante horas. Bastará dejarlo unos minutos con el aderezo que más te guste, en el que no puede faltar: unas gotas de salsa de soja, algún cítrico (zumo de limón o lima) y las indispensables semillas de sésamo.

El resto depende de tus preferencias. Un saludable bol de poké suele llevar una base de arroz o quinoa y las frutas, verduras y hortalizas que mejor vayan con tu particular apuesta gastronómica: lechuga, canónigos, rúcula, algas rehidratadas, pepino, aguacate, cebolletas, pepino, frutos secos… y finalmente el pescado con alguna salsa ligera similar a la del marinado. Así, ya puedes llevar a la mesa no una ensalada, sino un “innovador" bol de poké.