Alimentación

¿Es el ‘brinner’ o cenar el desayuno una moda saludable?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 20 de julio de 2019

2 minutos

Esta tendencia viene de Estados Unidos pero es algo a lo que recurre mucha gente como opción de cena

Es el ‘brinner’ o cenar el desayuno una moda saludable

¿Quién no ha cenado en alguna ocasión un vaso de leche con cereales? Seguro que alguna vez lo has hecho. Es una opción cómoda si no queremos preparar nada o no nos apetece hacernos la cena. Pues bien, esto que hace mucha gente de vez en cuando ya tiene nombre: se llama brinner, un palabra que traducida viene a decir algo así como “cenar el desayuno”.

¿Dónde surge esta tendencia?

El término proviene de la fusión de dos palabras inglesas: “breakfast” (desayuno) y dinner (“cenar”). Y se cree que este neologismo tiene su origen en Estados Unidos, que es de dónde suelen provenir la mayoría de las nuevas tendencias. Sobre todo de Nueva York, ciudad en la que el ritmo de vida impone tener que realizar con frecuencia estos apaños gastronómicos para cenar.

También se cree que es una moda alentada desde los establecimientos de cereales que últimamente están proliferando. Estos son locales con gran variedad de estos productos, así como dulces, panes y otros alimentos y bebidas relacionadas con el desayuno. Están concebidos como espacios en los que consumir tranquilamente sentados todos sus artículos culinarios.

De momento no está muy claro qué platos debe componer un brinner, aunque ya hay quien se está aventurando y hay elaborados algunos menús específicos. Del mismo modo, aunque según algunos nutricionistas el desayuno debe estar compuesto principalmente por lácteos, cereales y frutas, esta comida no es igual en todos los países. Todo esto hace más complicado definirlo con claridad.

El brinner o cenar el desayuno

¿Es sana esta práctica?

Precisamente respecto a lo saludable de esta práctica hay divergencias. Esto es así, porque según los expertos tanto el desayuno como la cena son dos tipos de ingesta diferentes, que se producen en distintos momentos del día, por lo que no deberían basarse en el mismo tipo de alimentos.

Lo que hay que hacer desde un punto de vista nutricional sano es balancear la dieta y que el reparto de comidas sea equilibrado a lo largo del día. Normalmente en el desayuno se busca aportar energía al organismo, y las cenas se centran en alimentos ligeros y sin muchos carbohidratos, por lo que tal vez los cereales no son la mejor fórmula. Se trataría, por tanto, de ir hacia opciones más adecuadas para este momento o intentar consumir cereales integrales, sin azúcares añadidos y combinarlos por ejemplo con un yogur natural y algo de fruta. Así conseguiríamos practicar un brinner saludable.

0

No hay comentarios ¿Te animas?