Alimentación

Qué papel desempeñan los triglicéridos en el organismo

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 28 de agosto de 2019

1 minuto

Son las grasas que se almacenan en nuestro cuerpo y proporcionan energía, pero hay que controlarlas

Qué papel desempeñan los triglicéridos en el organismo
Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 28 de agosto de 2019

1 minuto

Los triglicéridos son grasas, la forma en que estas se almacenan en nuestro organismo. Es decir, las células que contienen el tejido adiposo. Estas se encuentran en la sangre junto a otras sustancias y se obtienen a través de lo que comemos. El cuerpo convierte en triglicéridos lo que no vamos a necesitar y le hemos facilitado por medio de los alimentos. Entre cada comida, las hormonas liberan algunos para proporcionar energía al organismo. Al mismo tiempo y de forma interna, el hígado también produce triglicéridos.

Los límites

Estas grasas circulan por el torrente sanguíneo a través de las lipoproteínas, que también transportan el colesterol. Se considera que los niveles normales de triglicéridos deben ser inferiores a 150 miligramos por decilitro (mg/dl). Son altos cuando están entre 200 y 499 mg/dl, y muy altos cuando superan los 500 mg/dl. El límite está de 150 a 199 mg/dl.

Si se consumen más calorías de las que se gastan y estas son, sobre todo, hidratos de carbono, es posible que los análisis de sangre muestren una mayor cantidad de estos lípidos y se produzca una hipertrigliceridemia. Aunque hay más motivos para que esto sea así. Por ejemplo, beber alcohol en abundancia eleva los niveles, tener sobrepeso o la falta de ejercicio físico también contribuye a lo mismo. En general, la grasa saturada y los azúcares presentes en la bollería o las bebidas carbonatadas son factores de riesgo.

Consumo de grasas

Hipertrigliceridemia y sus consecuencias

En el caso de padecer hipertrigliceridemia, hay posibilidades de desarrollar una inflamación aguda del páncreas o pancreatitis. Los triglicéridos altos también se asocian a otros trastornos, pues pueden provocar ateroesclerosis o endurecimiento de las arterias, aumentando la posibilidad de sufrir distintas enfermedades coronarias como un infarto de miocardio, un accidente cerebrovascular u otras cardiopatías.

Además, puede indicar que hay otras afecciones como diabetes tipo 2, síndrome metabólico, hipotiroidismo o enfermedades del hígado o del riñón.

La mejor manera de prevenir esta condición o de reducir los triglicéridos es hacer ejercicio varios días a la semana y de forma constante. La dieta debe ser equilibrada, limitando la ingesta de grasas nocivas para el organismo, productos ultraprocesados o dulces industriales, principalmente. Y procura reducir las bebidas alcohólicas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?