Alimentación

¿Pueden comer alimentos picantes las personas mayores?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Martes 14 de enero de 2020

3 minutos

Se pueden incorporar dentro de una dieta equilibrada, pero sin abusar y de forma expepcional

Pueden comer alimentos picantes las personas mayores

La comida calificada de picante que generalmente engloba pimientos, chile, pimienta, jalapeños, guindillas…ha sido objeto de estudios diversos. Algunos la atribuyen cualidades beneficiosas y otros destacan efectos nocivos para la salud de la población en general. Dentro de una alimentación saludable este tipo de alimentos pueden incorporarse, pero teniendo en cuenta sus características especiales y no abusando de ellos, como de ningún otro alimento. Es decir, lo que ha de primar siempre en los mayores y en cualquier grupo poblacional es una alimentación sana y equilibrada.

La capsaicina

Los alimentos picantes poseen una sustancia llamada capsaicina que al ser ingerida proporciona una sensación de ardor común en este tipo de productos. A este compuesto se le atribuyen algunas cualidades positivas como propiciar el aumento en la quema de grasas. En concreto, algunos estudios le atribuyen la propiedad de estimular las proteínas que descomponen las grasas, aunque todavía no hay suficiente evidencia científica demostrada para por ejemplo crear suplementos alimenticios con esta sustancia.

Por otra parte, un informe que apareció en la revista Clinical Nutrition, demostró que si se combinaba la ingesta de capsaicina con verde, inducía a los sujetos que se sometieron al estudio (un total de 27) a inhibir su hambre y, por tanto, a disminuir el consumo de calorías. Esto es así porque la capsaicina ayuda reducir la grelina, una hormona que tiene que ver con esa sensación de hambre.

Del mismo modo, otras investigaciones como una efectuada por la Universidad de Nottingham (Reino Unido), publicada en la revista Biochemical and Biophysical Research Communications, le atribuyen propiedades anticancerosas. Según este estudio, los vaniloides, moléculas de las que forma parte la capsaicina, son capaces de adherirse a la mitocondria de las células cancerosas y dar lugar a su muerte, pero sin generar daño a las células sanas que hay alrededor. Otro estudio publicado en la misma revista ha encontrado además que la capsaicina causa apoptosis o muerte celular y una ralentización de la reproducción de las células que causan la leucemia mieloide crónica y aguda.

La comida picante ayuda a vivir más años

 Una investigación realizada por científicos del Larner College of Medicine de la Universidad de Vermont (Estados Unidos), descubrió que el consumo de chiles rojos picantes, está asociado a una reducción del 13% de la mortalidad total, en especial de los fallecimientos por enfermedad cardiaca o accidente cerebrovascular. No obstante, estos expertos matizan que los estudios sobre los beneficios sobre la salud de este tipo de alimentos resultan todavía insuficientes.

El peperoncino

Uno de los informes más recientes respecto a la comida picante se ha centrado en los pimientos picantes, en concreto, el peperoncino, una variedad de chili muy usada en Italia. Este documento, que aparece en la revista Journal of the American College of Cardiology, se ha basado en los resultados obtenidos en un total de 20.000 participantes en los que se ha comprobado que las personas que lo ingieren poseen un riesgo de mortalidad un 23% menor que quienes no lo toman.

La labor investigadora ha partido del Departamento de Epidemiología y Prevención de IRCCS Neuromed en Pozzilli, en Italia, junto a otros organismos como el Departamento de Oncología y Medicina Molecular del Istituto Superiore di Sanità en Roma, la Universidad de Insubria en Varese y el Cardiocentro mediterráneo en Nápoles. Tras una observación a lo largo de ocho años y en comparación con los hábitos alimenticios de los participantes en el estudio, se comprobó que en aquellos que consumen de forma habitual chili “el riesgo de morir de un ataque cardiaco estaba reducido en un 40% y la disminución del riesgo de mortalidad cerebrovascular llegó a bajar a más de la mitad”.

Uno de los aspectos a destacar de la investigación es que la protección obtenida fue independiente del resto de la dieta. Esto quiere decir que el efecto de comer este tipo de picante es independiente de si se ingiere una dieta mediterránea o si se sigue una forma de alimentarse menos saludable. Los expertos que han llevado a cabo esta investigación aseguran que aún se deben efectuar más estudios que verifiquen estas y otras cualidades de los pimientos picantes.

Salsa picante

Recomendaciones generales

En cuanto a la hora de introducir estos ingredientes en la dieta, dependerá de cada persona. En el caso de los mayores, será necesario ver si se padecen algunas patologías que no los hacen recomendables, para lo que es importante consultar con nuestro médico. Hay que tener en cuenta que si padecemos de hemorroides este tipo de alimentos pueden incrementar el dolor, ya que al expulsar los restos de estos productos por las heces y rozar las almorranas se puede producir una irritación mayor. Sin embargo, los expertos aclaran que la comida picante no desencadena este problema de salud, salvo este aspecto molesto en cuanto a su ingesta si se padece. Ante cualquier otra duda lo mejor es que consultemos a nuestro profesional de salud.

0

No hay comentarios ¿Te animas?