Alimentación

Té verde: propiedades y beneficios de esta bebida "milagrosa"

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Jueves 8 de agosto de 2019

2 minutos

El té verde es una infusión a la que siempre se le han atribuido increíbles beneficios para la salud

Propiedades y beneficios del té verde

Esta bebida tradicional asiática es, desde tiempos inmemoriales, famosa por sus virtudes terapéuticas. Los chinos fueron los responsables de su descubrimiento, motivo por el que la mayoría de variedades de esta infusión proceden del país. La primera referencia a sus beneficios nutricionales data del año 2737 a.C., cuando solo la Dinastía Ming era merecedora de su consumo.

En términos generales, el té verde procede de las hojas de la planta Camellia sinensis que, a diferencia del té negro, no han sufrido una oxidación durante su procesado. En cuanto a sus propiedades a favor de nuestra salud, este elixir "milagroso" es portador de antioxidantes naturales, proteínas, aminoácidos, vitaminas B y C, minerales y polisacáridos, entre otras sustancias. Bajo esta premisa, ¿qué poderes se le atribuyen al té verde desde su consagración?

Propiedades del té verde

Más que una bebida para perder grasa

Aunque la propiedad más extendida del té verde sea su efecto diurético, que facilita la pérdida de peso y la quema de grasas, el alcance de dicha infusión en el organismo es mucho más interesante.

  • Gracias a su alto contenido en antioxidantes, protege las células del organismo y ralentiza su envejecimiento, al combatir la acción de los temidos radicales libres. En este sentido, el té verde también recurre a sus propiedades antiinflamatorias para retrasar la aparición de las arrugas y reducir el daño de los rayos solares sobre la piel.
  • Sus propiedades antimicrobianas nos protegen de las infecciones, los resfriados y la gripe.
  • Según un estudio realizado por la Escuela Médica de Atenas, tomar té verde con asiduidad dilata las arterias, lo que disminuye el riesgo de enfermedades del corazón, problemas circulatorios o aterosclerosis, entre otras dolencias. Una cualidad que se ve reforzada por los antioxidantes, que regulan los niveles de colesterol malo.
  • El té verde ayuda al hígado a filtrar las toxinas que se acumulan en el torrente sanguíneo y lo protege de las sustancias tóxicas que pueden dañarlo, como el alcohol.
  • Algunos estudios también aseguran que esta bebida agudiza las habilidades intelectuales, debido a la combinación de cafeína y l-teanina. Asimismo, podría prevenir el desarrollo de enfermedades neurológicas, como el Parkinson o el Alzheimer, y favorecer la memoria.
  • La presencia de fluoruro en dicha infusión puede fortalecer y proteger la densidad ósea de los huesos de la columna vertebral y la cadera.
  • En la medicina tradicional china, el té verde se emplea para cuidar la salud bucal por sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias, más concretamente para evitar la aparición de caries, mal aliento o periodontitis. 
0

No hay comentarios ¿Te animas?