Medicina preventiva

Principales consejos para aliviar el dolor de hemorroides

Mariola Báez

Lunes 18 de noviembre de 2019

2 minutos

Una dieta adecuada, extremar las medidas de higiene y algo de ejercicio reducirán los síntomas

Consejos para aliviar hemorroides (Bigstock)

Las hemorroides aparecen cuando los pequeños vasos sanguíneos y el tejido situado en el canal anal sufren un engrosamiento anormal que puede llegar al prolapso (“descolgamiento”). Las hay internas, localizadas en la parte inferior del recto y externas, bajo la piel del ano.

Según los expertos pueden tener orígenes diversos, desde un estreñimiento crónico, que dificulte la evacuación sin esfuerzo, hasta el caso contrario, es decir, un episodio de diarrea continuada. En cualquier caso, las también llamadas almorranas, que tan incómodas resultan hasta de nombrar, pueden llegar a ser realmente dolorosas e incapacitantes y requerir incluso una intervención quirúrgica que realizará un profesional médico especializado en Coloproctología.

Picor intenso, prurito anal, sangrado frecuente o presencia de pequeños coágulos en hemorroides externas, son algunos de los síntomas de la enfermedad hemorroidal, que debe tratarse siempre convenientemente.

Cómo prevenir la aparición de hemorroides y aliviar sus síntomas

La dieta es una de las claves para evitar las hemorroides o para conseguir que no resulten tan dolorosas en el momento de ir al baño. Los alimentos ricos en fibra no pueden faltar en los menús de alguien que las padezca. Cereales, frutas y verduras facilitan el tránsito intestinal y son indispensables para minimizar el efecto de las almorranas, que pueden empeorar si evacuar supone un gran esfuerzo. Tomar suficientes líquidos, principalmente agua, es otra medida básica para que la fibra ingerida actúe con eficacia.

alivio de las hemorroides; ejercicio y beber mucha agua (Bigstock)

Los alimentos que incluyen en su composición nutrientes con propiedades antioxidanes son también excelentes aliados de una dieta que ayude a aliviar el dolor de hemorroides. Cítricos y frutos rojos, con capacidades vasoconstrictoras y antiinflamatorias, resultan también más que recomendables. En cambio, los platos muy condimentados o picantes no son los que mejor pueden sentar a una persona que padezca esta patología. Los que la sufren deben evitar también el consumo de bebidas alcohólicas y moderar la ingesta de sal, chocolate, azúcares refinados y café, ya que todos estos alimentos contribuyen a irritar la mucosa intestinal y del conducto anal.

Ante unas dolorosas hemorroides, hay que extremar la higiene para evitar cualquier tipo de infección. Después de cada deposición, es necesario limpiar la zona con agua templada y jabón neutro, algo que además reduce la sensación dolorosa y el picor. Los baños de asiento, en el bidé o en la bañera, manteniendo la zona en agua templada durante 10 minutos, pueden suponer un gran alivio. En los casos leves y esporádicos, estas medidas, acompañadas de la aplicación de alguna pomada específica, pueden ser suficientes para que el dolor desaparezca de manera progresiva.

Por último, algo de ejercicio moderado como por ejemplo andar unos 30 minutos al día es una medida complementaria que favorece el tránsito intestinal y mejora unas posibles hemorroides.

Si las almorranas son persistentes y el sangrado frecuente, la consulta con el médico no debe posponerse.

0

No hay comentarios ¿Te animas?