Alimentación

¿Tienes gases después de las comidas? Estas infusiones te ayudarán a aliviarlos

Rosa María Torres

Foto: Bigstockphoto

Viernes 8 de noviembre de 2019

2 minutos

Uno de los trastornos digestivos más molestos e incómodos después de las comidas son los gases

Eliminar los gases

Después de comer, a medida que el organismo va digiriendo los alimentos, sobre todo si son ricos en fibra o azúcares, es normal sentir gases e hinchazón abdominal. Estas molestias pueden ir acompañadas de cólicos, flatulencias, retortijones o reflujos. Además, muchas veces responden a una intolerancia alimentaria, los gases de las bebidas carbonadas, comer demasiado rápido, no masticar bien los alimentos o incluso el consumo de ciertos medicamentos.

Si este síntoma persiste, lo primero que debes hacer es acudir al médico, pero también puedes apoyarte en plantas con propiedades especiales para expulsar esos gases tan incómodos. ¿Cuáles son las mejores?

Poleo blanco

Se trata de una planta mediterránea que equilibra el proceso digestivo. Además, está muy buena y es una gran aliada contra el mal aliento. Lo ideal es tomar una infusión después de las comidas y si no te convence demasiado el sabor, puedes añadir un poco de anís verde al preparado.

Poleo blanco

Jengibre

Es una planta medicinal que se emplea desde tiempos inmemoriales para mejorar los problemas digestivos. En su composición está presente el gingerol, un compuesto activo del jengibre fresco con altas propiedades antiinflamatorias y calmantes. Gracias a él, los gases que te hacen daño en el estómago desaparecerán y, además, reducirá la hinchazón.

Puedes comprar infusiones de jengibre en cualquier herbolario, pero si prefieres hacerla tú mismo debes utilizar un trozo de raíz de jengibre, el jugo de medio limón, 25 gramos de miel y una taza de agua. Para preparar la infusión calienta el agua, agrega la raíz, cuécela durante dos o tres minutos y, finalmente, incluye el jugo de limón y la miel. Después solo tendrás que esperar a que se enfríe.

Jengibre

Manzanilla

El consumo de manzanilla siempre se ha asociado con la mejora de la digestión. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, los gases que se acumulan en el tubo digestivo disminuyen. Otra de las grandes ventajas de esta infusión es que aumenta los niveles de serotonina, la hormona de la felicidad. Sin olvidar su increíble sabor.

Infusión de manzanilla

Comino

Esta planta herbácea libera el exceso de gases y, tal y como refleja un estudio de la Universidad de Oxford, acciona la producción de las enzimas de la bilis. Por lo tanto, hace que la evacuación sea más fácil y alivia las digestiones pesadas y lentas. Además de tomarla a modo de infusión, puedes incluirla como condimento en tus comidas. Para hacerla en casa, basta con incluir 10 gramos de comino en una taza de agua hirviendo y, si quieres potenciar los resultados, puedes mezclarlo con hinojo.

Comino
0

No hay comentarios ¿Te animas?