Avances

Nuevos avances en terapias contra el cáncer de mama, colorrectal y de piel no melanoma avanzado

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Lunes 16 de diciembre de 2019

4 minutos

Se trata de terapias con pronósticos positivos que implican nuevas opciones de tratamiento

Nuevos avances en terapias contra el cáncer de mama, colorrectal y de piel no melanoma avanzado

Algunos de los últimos avances oncológicos se han presentado recientemente en varios encuentros científicos. Gracias a los nuevos conocimientos que se suceden en torno al cáncer, se están desarrollando nuevas terapias con pronósticos positivos y que suponen buenas noticias para los afectados y en general para toda la población.

Cáncer colorrectal metastásico

De entre estas novedades destacan las investigaciones que se han producido sobre el cáncer colorrectal metastásico, presentadas en la 14ª edición del Encuentro Hitos Oncológicos y celebrada en el Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid. Aquí se han dado a conocer los resultados del análisis intermedio del ensayo BEACON CRC, un estudio fase 3 publicado en el New England Journal of Medicine, que evalúa la combinación de encorafenib, binimetinib y cetuximab en pacientes con cáncer colorrectal metastásico con la mutación de BRAFV600E, y que ha contado con el apoyo del laboratorio farmacéutico Pierre Fabre (@PierreFabre).

Esta triple combinación ha demostrado “un franco beneficio en la supervivencia y en tasa de respuestas respecto al brazo control. Además, se evidencia un claro beneficio en la calidad de vida. El doblete con cetuximab también obtiene beneficio en supervivencia y tasa de respuestas”, ha explicado la doctora Pilar García Alfonso, oncóloga del Hospital General Universitario Gregorio Marañón (Madrid). La experta ha resaltado la importancia de esta nueva terapéutica para los pacientes dado no solo puede aumentar su supervivencia sino también su calidad de vida, aparte de lo que supone la posibilidad de ofrecer una opción terapéutica más a los afectados.

La doctora ha explicado que en el subgrupo de pacientes que presenta la tasa de BRAF mutado, que en hospital representa el 8% de los ingresados por este cáncer, este tipo de tumor posee un comportamiento muy agresivo con diseminación metastásica en zonas poco frecuentes y medianas de supervivencias muy cortas, en torno a diez meses. “De hecho solo un 40% reciben una segunda línea de quimioterapia en relación del 60% de los pacientes con BRAF WT.”

A punto de lograr la vacuna contra el cáncer de colon

Cáncer de mama

A lo largo de estas jornadas también se han mostrado los aspectos positivos de algunas de las terapias contra el cáncer de mama. El doctor Miguel Martín, oncólogo del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, ha indicado que “la terapia adyuvante extendida con neratinib tras trastuzumab en pacientes con cáncer de mama HER2-positivo, reduce significativamente la tasa de recaídas de estas enfermas con receptores hormonales positivos, y es una importante aportación al arsenal terapéutico actual para esta patología.”

Hay otra alternativa para este tipo de tumor, la que se efectúa con T-DM1 en pacientes que no han logrado una remisión completa de su enfermedad con el tratamiento neoadyuvante. Según el doctor, esta posibilidad supone una aportación fundamental por los resultados obtenidos: “Calculo que ambas terapias (neratinib y T-DM1) pueden salvar la vida de unos cientos de mujeres españolas con tumores HER2-positivos cada año si los tratamientos se aplican de forma regular cuando están indicados”.

Cáncer cutáneo no melanoma avanzado

Otros avances que resultan necesarios mencionar se refieren al cáncer cutáneo no melanoma avanzado, un tumor en el que las tasas de supervivencia, si la cirugía o la radioterapia no funcionan, son escasas. Sin embargo, ahora esta situación puede cambiar según se ha explicado en la XXXII Reunión del Grupo Español de Dermato-Oncología y Cirugía (GEDOC), de la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV @pielsana_aedv).

El cáncer de piel no melanoma realmente engloba diferentes tipos de cáncer cutáneo como el carcinoma epidermoide, el basocelular o el de células de Merkel. La mayoría de ellos, a excepción de este último, presentan un buen pronóstico, ya que se curan con cirugía y radioterapia. Sin embargo, los servicios de dermatología reciben todos los años casos de pacientes que tienen un cáncer complejo porque no lo han detectado, no han consultado o no han acudido a las revisiones pertinentes o simplemente por ser muy agresivo, según ha explicado el doctor Onofre Sanmartín Jiménez, secretario del GEDOC.

Los avances en el diagnóstico del melanoma se dirigen hacia el uso de Inteligencia Artificial (Bigstock)

Si el diagnóstico es tardío o no se ha hecho un adecuado seguimiento, pueden surgir lesiones desfigurantes, muchas de ellas en la cara, donde la cirugía ya no es posible. También hay que tener presente que el cáncer cutáneo puede extenderse y afectar a otros órganos como el cerebro o los huesos. Para estos casos antes existía un vacío terapéutico, pero ese panorama ha cambiado recientemente gracias a los avances que se han producido.

Entre ellos, está un fármaco que se acaba de aprobar hace poco, el cemiplimab, para el carcinoma epidermoide cutáneo localmente avanzado. “Logra una tasa de respuesta del 47%, una cifra que podría parecer pequeña pero que no lo es si se tiene en cuenta que antes lo que había para estos pacientes era un tratamiento poco eficaz y muy tóxico”, aclara el doctor Carlos Serra Guillén.

En el abordaje del carcinoma basocelular localmente avanzado y no candidato a cirugía o radioterapia o para los pacientes que presentan metástasis sintomáticas, se han aprobado recientemente dos tratamientos: vismodegib y sonidegib. Ambos ayudan a bloquear la producción de unas sustancias que implican el crecimiento del tumor. Además, se trata de fármacos de administración oral, y solo sería necesario tomar una o dos pastillas al día o cada dos días, lo que es muy cómodo para el paciente. “Su tasa de respuesta global es del 65%, de modo que implica una clara mejora de la supervivencia”, indican los médicos.

Los dermatólogos consideran muy positivos estos nuevos tratamientos porque de este modo el abanico terapéutico que se puede ofrecer a los pacientes es mayor. “No obstante, desde la Academia de Dermatología y desde este grupo de trabajo insistimos en la prevención como mejor estrategia para evitar el cáncer cutáneo, con una adecuada exposición al sol y protección durante todo el año”, ha puntualizado el doctor F. Javier Vázquez Doval, coordinador del GEDOC.

0

No hay comentarios ¿Te animas?