Avances

Descubren nuevas lesiones en las conmociones cerebrales que posibilitan alternativas terapéuticas

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Viernes 17 de enero de 2020

2 minutos

Un estudio ha demostrado que los vasos sanguíneos se ven más alterados que las conexiones nerviosas

Un estudio descubre nuevas lesiones en las conmociones cerebrales que posibilitan alternativas de tratamiento

Al producirse una conmoción cerebral se produce una alteración de la función cerebral normal. Se considera que esta se produce cuando la cabeza es golpeada y se mueve de forma violenta hacia delante y hacia atrás, provocando que el cerebro se golpee contra el cráneo. En ocasiones además las células cerebrales se pueden ver alteradas. Muchos de estos golpes en la cabeza se producen a consecuencia de una lesión deportiva. Algunos pueden ser leves y otros graves. En este último caso las manifestaciones más claras tienen que ver con una disfunción en el pensamiento, las emociones o los movimientos. Lo que no está claro es el mecanismo patológico subyacente, y ahora una nueva investigación pone entredicho lo que se pensaba hasta el momento respecto a este asunto.

Lesión vascular

Un grupo de investigadores del Laboratorio Cold Spring Harbor Partha Mitra (Nueva York, Estados Unidos), que ha trabajado conjuntamente con diversas instituciones de Estados Unidos, ha puesto en duda lo que se creía hasta el momento centrándose en la premisa de que una lesión cerebral solo causa daño nervioso o lesión axonal.

Lo que han descubierto en concreto es que cuando ocurre una conmoción de este tipo realmente se ven más afectados los vasos sanguíneos que los propios nervios. Llegaron a esta conclusión tras explorar post mortem un cerebro con lesión. Lo importante de este descubrimiento es que podría influir en el tratamiento y elaboración de nuevos fármacos para el abordaje de lesiones cerebrales traumáticas. Hasta ahora las terapias se habían dirigido a tratar los problemas en los nervios, pero con este hallazgo el abordaje podría variar.

El mapa del cerebro

Una técnica más precisa

Los métodos empleados hasta el momento no permitían ver con claridad si la conmoción provocaba lesiones en la fibra nerviosa (axonal) o de los vasos sanguíneos. Sin embargo, gracias a una técnica que permitió el análisis digital del tejido post mortem a una resolución de micras y su correlación con el sistema utilizado hasta la fecha, la resonancia magnética, se pudo observar con más claridad la existencia de una lesión vascular.

En concreto, lo que les llevó a determinar con precisión este diagnóstico fue la presencia en la lesión de células sanguíneas marcadas con hierro, lo que desveló microhemorragias traumáticas por la ruptura de los vasos sanguíneos a lo largo del cerebro. Si bien no se pudo descartar del todo la presencia de lesiones axonales, sí concluyeron que las vasculares son una característica de las conmociones cerebrales y por ello se pueden abrir nuevas vías de tratamiento. Además, las microhemorragias pueden ser el indicativo simplemente de una lesión más grave o con el tiempo derivar en una condición peor. Lo que piden ahora los investigadores es ampliar la investigación para poder tener un mayor aval científico.

0

No hay comentarios ¿Te animas?