Salud

Los beneficios desconocidos para la salud de hacer puzles

Manuela Martín

Jueves 19 de noviembre de 2020

2 minutos

¿Hacemos un puzle?
Manuela Martín

Jueves 19 de noviembre de 2020

2 minutos

Numerosos estudios señalan que jugar no es solo una actividad placentera sino una buena estrategia para preservar la salud. El juego que fuese inventado por John Spilsbury en el año 1760 casi de manera accidental, puede ser uno de los mejores aliados para reducir la ansiedad, el estrés y el riesgo de desarrollar enfermedades como el Alzheimer. Hablamos de los rompecabezas o puzles.

Mantener el cerebro activo con este tipo de actividades disminuye los niveles de la proteína beta-amiloidea que interfiere en el funcionamiento de las neuronas y es una de las causantes de la enfermedad del Alzheimer.

Los rompecabezas se convirtieron en uno de los entretenimientos favoritos de la alta sociedad que perduran hasta nuestros días. Se trata de uno de los juguetes más antiguos que existen y uno de los más adecuados para cualquier edad, ya que podemos encontrarlos con diferentes grados de complejidad. Todos hemos hecho alguna vez un puzle o jugado con un cubo del famoso Rubik, sin duda, uno de los rompecabezas más conocidos.

Hacer puzles es una afición beneficiosa para la mente que se puede compartir con los nietos

 

Este tipo de actividades puede ayudarnos a potenciar nuestras capacidades cognitivas y emocionales que tienen que ver con lo espacial, pero también con la paciencia y la tolerancia a la frustración, la contención, el saber esperar, la capacidad de observación y la percepción visual o la atención.

Los puzles también trabajan la planificación, el desarrollo de estrategias, la coordinación óculo manual y la motricidad fina, entre otros. Además, nos ayudan a reflexionar antes de actuar.

Relajación y felicidad

En esta línea, también nos ayudan a relajarnos y a abstraernos de la realidad. Nos ayudan a desconectar de nuestro día a día, a cambiar de rutina y a no pensar en nada más, al ocupar nuestra mente y nuestra concentración.

Los rompecabezas también aumentan nuestra autoestima ya que genera en nosotros una enorme satisfacción cuando vemos que hemos logrado el objetivo de completarlo. Además, si lo disfrutamos en familia, la sensación de felicidad es mayor.

Armar rompecabezas desde la niñez podría prevenir el desarrollo de problemas de memoria en la edad adulta y la vejez.

Por todo ello, los rompecabezas son utilizados en numerosas terapias sobre salud mental.

¿Qué puzle elijo según mi edad?

En el mercado existen un sinfín de puzles con diferentes números de piezas, dibujos, etc.

Nuestro consejo es que empieces por puzles sencillos que contengan pocas piezas para ir, poco a poco, incrementando el número de estas, así como la dificultas de la imagen.

No obstante, si los rompecabezas no son lo tuyo, te animamos a que pruebes con otros juegos como el ajedrez, las adivinanzas, la gallinita ciega o saltar la cuerda, todos ellos beneficiosos para ejercitar tu mente.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?