Salud

Los beneficios de tener un 'ikigai', el secreto japonés para tener una vida larga y feliz

Olga Selma

Foto: BigStock

Viernes 8 de mayo de 2020

3 minutos

Descubrir el propio 'ikigai' trae satisfacción y da sentido a nuestra existencia

Los beneficios de tener un 'ikigai'

Durante años, los investigadores han tratado de encontrar las razones detrás de una vida larga y saludable. Tal y como indica la Organización Mundial de la Salud, la capacidad funcional de una persona aumenta en los primeros años de la vida, alcanza la cúspide al comienzo de la edad adulta y, naturalmente, a partir de entonces empieza a declinar. El ritmo del descenso está determinado, al menos en parte, por nuestro comportamiento y las cosas a las que nos exponemos a lo largo de la vida. Entre ellas, lo que comemos, la actividad física que realizamos y nuestra exposición a riesgos fumar, el consumo nocivo de alcohol o la exposición a sustancias tóxicas.

Intrigados por el secreto de la longevidad, son muchas las personas que han estudiado el estilo de lo vida de las comunidades con una mayor esperanza de vida, buscando obtener una respuesta o modelo a imitar. Dan Buettner (@BlueZones), explorador de National Geographic y periodista, ha investigado los cinco lugares del mundo, denominados Zonas Azules, donde las personas viven la vida más larga y saludable.

El secreto japonés

Entre los lugares destacados, se encuentran las islas en el extremo sur de Japón, históricamente conocidas por su longevidad. Buettner constató que los okinawenses tienen menos cáncer, enfermedades cardíacas y demencia que los estadounidenses, y las mujeres allí viven más que cualquier otro lugar del mundo. Entre sus costumbres, destaca el cultivo de una poderosa red social llamada moai, un círculo de amigos para toda la vida que apoya a las personas hasta la vejez, así como que tienen un fuerte sentido de propósito en la vida, una fuerza impulsora que los japoneses llaman ikigai. De acuerdo con la cultura japonesa todas las personas tienen un ikigai (un concepto japonés que significa “la razón de vivir” o “la razón de ser”). Y en la cultura de Okinawa, el ikigai se concibe como un motivo para levantarse por la mañana, una razón para disfrutar de la vida. 

Dan Buettner sugiere, así, que el ikigai es una de las razones por las que la gente de Okinawa tiene una vida larga y feliz “gracias a su ikigai, los okinawenses mayores pueden expresar fácilmente la razón por la que se levantan por la mañana. Sus vidas imbuidas de propósito les dan claros roles de responsabilidad y sentimientos de ser necesitados hasta los 100 años”.

Tener un propósito

Nuestro ikigai no está necesariamente ligado a la situación económica personal, o al estado actual de nuestro entorno, no depende de él ni son acciones que nos vemos obligados a llevar a cabo, sino actividades naturales y espontáneas que nos llenan de felicidad, aunque sea de una forma imperceptible, rutinaria y sencilla.

En su libro Ikigai. Los secretos de Japón para una vida larga y feliz (@megustaleer), Francesc Miralles y Héctor García explican que la importancia de fijarnos en nuestro interior en vez de en los estímulos exteriores nos conduce a descubrir esta motivación vital. A través de la práctica continua de notar lo que nos sienta bien, poco a poco, podemos ir descubriendo aquello por lo que sentimos pasión. Para los autores, tus habilidades, tus intereses, tus deseos o tu historia te convierten en el candidato perfecto para algo, y todo lo que tienes que hacer es encontrarlo para que cada día de tu vida sea alegre y significativo.

bigstock Portrait Of Smiling Beautiful

 

Abraza tu ‘ikigai’

Para saber cuál es nuestro ikigai, Francesc Miralles aconseja, como punto de partida, responder cuatro preguntas: ¿cuál es mi elemento?, ¿con qué actividades se me pasa el tiempo volando? ¿qué me resulta fácil hacer?, ¿qué me gustaba cuando era niño?  Cultivar el jardín, participar de la comunidad, cocinar, mantenerse activo, cuidar de uno mismo y de nuestros allegados… las respuestas son infinitas. Pero, además, en la cultura japonesa el ikigai no es completo si la meta marcada no implica un servicio a la comunidad.

El neurocientífico Ken Mogi (@kenmogi), autor de numerosos artículos sobre neurociencia cognitiva y libros sobre los secretos de la longevidad, destaca en su libro Awakening Your Ikigai los pilares necesarios para permitir que tu pasión interior florezca. Para Mogi “ikigaipuede ser algo muy pequeño, como llevar a pasear a tu perro o muy grande como tu objetivo final en la vida. Mi pequeño ikigaies correr por la mañana y así es como he logrado correr un maratón completo anualmente. Mi gran ikigaies tener algún tipo de epifanía, que te revele, de repente, un nuevo significado para la vida”.

0

No hay comentarios ¿Te animas?