Salud

¿Cómo calmar la tos nocturna? Sigue estos 6 consejos

David Vargas

Sábado 21 de noviembre de 2020

1 minuto

Te ofrece algunos remedios eficaces para calmar la tos mientras duermes y mejorar tu calidad de vida

¿Cómo calmar la tos nocturna? Sigue estos 6 consejos
David Vargas

Sábado 21 de noviembre de 2020

1 minuto

La tos nocturna puede ser causada por gripes, resfriados o alergias. Y, aunque sea un reflejo involuntario de defensa de nuestro cuerpo y, a priori, no sea algo malo, tenemos que evitar que se convierta en algo habitual en nuestro momento de descanso, pues puede empeorar nuestra calidad de vida. De hecho, la tos se agrava por la noche, ya que a lo largo del día la reacción natural del cuerpo es tragar con frecuencia, lo que ayuda a que la mucosa nasal se drene por la nariz. Sin embargo, cuando nos acostamos el drenaje de las secreciones respiratorias es más difícil, y eso lo que provoca es que aumente la tos. Aquí os presentamos algunos consejos para poder vencer la tos nocturna y así poder dormir a pierna suelta.

1. Dormir inclinado

La acumulación de mucosidad en garganta y pecho hace que no puedas dormir y aparezca la tos repentina. La postura ayuda mucho para evitar que la tos aparezca y que la mucosidad descienda. Así que, si has pasado alguna noche en vela por culpa de la tos, sabrás que dormir con el cuerpo inclinado ayuda a disminuir el carraspeo.

2. Darse un baño de agua caliente

Este remedio casero para la tos resulta muy efectivo, ya que el vapor que desprende el baño suaviza las vías respiratorias y afloja la mucosidad, con lo que se alivia la congestión nasal. Mientras estás en la bañera, inhala el vapor lentamente durante unos minutos y después trata de toser o sonarte la nariz para deshacerte de los excesos de mucosidad.

3. Cambiar las sábanas

La cama es seguramente uno de tus lugares favoritos, pero también lo es para algunas bacterias y ácaros. Así que, teniendo en cuenta que cuando se está resfriado la tos suele hacer acto de presencia y se irrita nuestra la garganta, es recomendable cambiar las sábanas al menos una vez a la semana y lavarlas a menos de 60 grados de temperatura. De esta manera se va a conseguir acabar eficazmente con las bacterias, gérmenes y fluidos que puedan acompañarte mientras duermes.

bigstock  179812210

4. Mantenerse hidratado

Lo más importante para la tos o un resfriado es estar hidratado. Mantenerse hidratado calma la irritación que genera la tos y ayuda a humedecer las membranas de las mucosas, disminuyendo la sensación de picor de garganta.

5. Evitar el aire seco dentro de casa

Los ambientes secos pueden provocar que nuestras vías respiratorias se resequen, favoreciendo la aparición de tos seca, picor de garganta y taponamiento de la nariz. Una manera efectiva de conseguir que nuestra casa tenga el nivel de humedad apropiado es el empleo de un humidificador. Este aparato convierte el agua que contiene en su interior en vapor, aumentando la humedad de la habitación.

6. Comer chocolate (negro)

Contra la tos aguda y crónica, un remedio eficaz es comer chocolate negro. Y es que el cacao posee una sustancia llamada teobromina cuyo consumo provoca un efecto inhibidor de la tos que funciona mejor que algunos jarabes. Así lo ha demostrado un estudio reciente del Imperial College de Londres, que resalta los efectos beneficiosos de esta sustancia no solo para la tos, sino también en la reducción del riesgo a contraer enfermedades cardiovasculares.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?