Salud

Cómo cuidar tu aparato de ortodoncia

Ignacio Casanueva

Jueves 2 de julio de 2020

2 minutos

Los sistemas fijos de brackets y los removibles necesitan mantenimiento diario

Cuida tu aparato de ortodoncia

Al igual que no todos los tratamientos de ortodoncia son iguales, las recomendaciones para su cuidado varían en función del tipo de aparato que estemos utilizando. Existen sistemas removibles (se quitan y se ponen para comer, cepillarse los dientes o en momentos puntuales) y sistemas de brackets fijos (se pegan a las piezas dientes y a ellas se anclan los elementos metálicos que hacen la tracción). Además, puede la ortodoncia la lleven tus hijos o que seas tú quién se la esté realizando.

Aparato removible: Son aquellos que podemos utilizarlos durante las horas recomendadas por el dentista y luego sacarlos de nuestra boca. Se ajustan a nuestros dientes con presión moviéndolos a la forma deseada. En algunos de ellos hay que darles “vueltas” para aumentar esta presión. Si durante más de tres semanas no se les ha dado sin la supervisión del ortodoncista, no hay que hacerlo, ya que el hecho de mantenerlo así no tiene un efecto negativo sobre el tratamiento.

Estos aparatos tienen a veces una máscara facial, la cual viene con unos elásticos que habrá que cambiarlos una vez a la semana.

Tras estos aparatos encontramos los más famosos, los brackets: se tratan de piezas metálicas pegadas a nuestros dientes que, por medio de la presión, irán amoldándolos poco a poco. La presión va aumentando con cada visita a nuestro ortodoncista, de modo que al igual que los removibles, si no podemos ir a la consulta, no habrá problema en estar más días con la misma posición de brackets. Estos aparatos además pueden aumentar su presión mediante el uso de unas gomas, las cuales unirán tanto dientes de la misma fila, como sus compañeros de la fila de abajo o arriba.

bigstock Tooth Model With Metal Wire De 263655142

Una vez que hemos conseguido tener los dientes que deseábamos, hay un aparato que nos ayudará a mantenerlos así durante más tiempo, se tratan de los aparatos de retención. En este caso pueden ser cedulas transparentes que se colocan por la noche durante las horas de sueño y nos ayudan a mantener los dientes en la posición; también pueden ser barras que cubren los dientes por la parte interior, de modo que la primera línea (la visible) mantenga su posición.

Todos estos consejos deben seguirse con una buena higiene dental en la cual hay que cepillarse los dientes al menos 3 veces al día, enjuagarse con un colutorio (puede ser de protección total o con alguna finalidad concreta, como la prevención de caries o cuidado de las encías), tener cuidado con los alimentos duros y pegajosos, cortar con el cuchillo y el tenedor en vez de con los dientes. Por último, también deberemos prestar atención a nuestra dieta, en la que deben estar presentes las vitaminas por medio de la fruta y la verdura.

0

No hay comentarios ¿Te animas?