Cuídate

Conoce todas las propiedades y usos del argán de Marruecos

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 10 de agosto de 2019

2 minutos

Posee cualidades nutricionales destacables y se utiliza sobre todo en cosmética antienvejecimiento

Conoce todas las propiedades y usos del argán

El argán es un fruto seco que se obtiene del árbol del mismo nombre, Argania Spinosa, y que solo se encuentra en el suroeste de Marruecos. En concreto estos árboles crecen únicamente en la Reserva de la Biosfera Arganeraie, que en 1999 fue declara Patrimonio Universal por la Unesco, con el objeto de proteger la zona de su extinción por la deforestación y la desertización a la que se estaba sometiendo. En la actualidad muchas familias de la región sobreviven gracias al cultivo y comercialización de este producto de la naturaleza que tiene tanto propiedades cosméticas como nutricionales.

Propiedades nutricionales

De los frutos se extrae el aceite, pero no es fácil conseguirlo porque para obtener tan solo un litro son necesarios 35 kilos de ellos. El proceso es manual y se consigue tras quebrar el hueso interior del fruto para llegar a lo que en apariencia es similar a una almendra. Esta, que es lo que queda, se machaca manualmente con piedras y así se consigue la sustancia oleaginosa.

En Marruecos el aceite de argán se ha usado tradicionalmente en la cocina para preparar distintos platos. Y lo cierto es que nutricionalmente es interesante pues contiene ácidos grasos poli y monoinsaturados. En concreto posee un 45% de ácido oleico, de la serie Omega-9, y un 35% de ácido linoleico de la serie Omega-6. Ambos, por ejemplo, contribuyen a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, según diversos estudios, además de proporcionar otros beneficios para la salud

Fruto argán

Como cosmético

El aceite extraído de este árbol marroquí es quizá más conocido fuera de su país por sus propiedades cosméticas. En su región de origen se ha empleado como medicina tradicional para tratar distintas afecciones de la piel.

En el mundo de la belleza, hoy en día se utiliza para tratar problemas de acné y controlar la seborrea, así como en pieles secas y para retrasar los primeros signos del envejecimiento. Se usa en general para hidratar la piel y paliar las arrugas. En ocasiones, se recurre a él para calmar las quemaduras solares y las picaduras de insectos.

De la misma manera ofrece resultados en el pelo, pues suaviza el cuero cabelludo aportándole brillo, y está especialmente indicado en aquellas melenas que están muy secas o quebradizas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?