Cuídate

¿Conoces los beneficios para la salud del aceite de krill?

Victoria Herrero

Lunes 8 de abril de 2019

3 minutos

Este nutriente ayuda a regular los niveles de colesterol y en la prevención cardiovascular

Los beneficios del aceite de krill (bigstock)
Victoria Herrero

Lunes 8 de abril de 2019

3 minutos

El krill es un minúsculo crustáceo que sirve de alimento a otros animales como ballenas o pingüinos. Y es precisamente el aceite que se extrae de él una buena fuente de ácidos grasos saludables como el omega 3 –presente en muchos otros alimentos– que nos ayuda en nuestra batalla contra el colesterol como defienden artículos como este publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry.

Además, este nutriente, extraído en frío, ha resultado ser muy beneficioso a la hora de prevenir enfermedades de tipo cardiovascular, así como mejorar la función cognitiva entre otros aspectos positivos. Y es que este pequeño animal que se asemeja a una gamba y abunda en las aguas del Océano Antártico tiene grasa buena y se alimenta de fitoplancton que, junto con las gélidas aguas donde se mueve, hace que el krill sea una especie muy sana y resistente.

El aceite de krill combate la inflamación

Gracias a esos ácidos grasos que forman parte de su composición, el aceite de este crustáceo tiene amplias propiedades antiinflamatorias para el cuerpo. Lo mismo que para los casos de dolor articular, como consecuencia de una hinchazón e inflamación. A todo esto, debemos sumar otra serie de beneficios como:

  • Sirve para mejorar los lípidos en sangre.
  • Ayuda en la salud de nuestro corazón.
  • Previene la diabetes, ya que reduce la resistencia a la insulina.
  • Mejora la función del sistema nervioso, así como la concentración o la memoria.
Cápsulas con aceite de krill (bigstock)

Un aceite marino, como señalan esos expertos, que combina esa fuente de omega 3 con fosfolípidos -intervienen en múltiples procesos enzimáticos- y antioxidantes; sustancias esenciales para que nuestro organismo funcione de forma correcta. 

Este complemento nutricional se presenta, en la mayoría de los casos, en forma de cápsulas que se venden en herbolarios, centros de dietética o en tiendas online dedicadas a este tipo de productos. Con precios que oscilan entre los 15 euros por 30 dosis a más de 100 euros si compramos una mayor cantidad, este tipo de suplemento alimenticio se debe consumir según la dosis diaria recomendada en el prospecto del recipiente o bajo la supervisión de un especialista. 

El omega 3 en nuestra alimentación

Si, en lugar de estos comprimidos, queremos incorporar omega 3 -uno de los nutrientes del aceite de krill- podemos hacerlo consumiendo alimentos esenciales para nuestra dieta habitual. Así, obtendremos esta grasa saludable que el cuerpo no produce de forma natural.

  • Aceite de oliva, fuente principal de nuestra dieta mediterránea. 
  • Semillas de lino y chía que son las que mayor cantidad de omega 3 tienen.
  • Mariscos y pescado azul como sardinas, atún, langostinos, ostras... 
  • La nuez es el fruto seco que mayor cantidad de esta grasa saludable nos puede aportar a nuestra salud.
  • Verduras de hoja verde como espinacas y lechugas y otros alimentos como puede ser el aguacate o la avena.